Macro del día, mi primera hucha

¿Alguien se acuerda de su primera hucha? Volvemos con un poco de macrofotografía para mostraros el primer cofrecito de los dineros de Naia. Atrás quedaron los clásicos cerditos de cerámica que regalaban en las cajas de ahorro cuando era una cría.

No veáis lo rapido que ha aprendido la mocoliki a pedir chines para su perrito de cerámica, no creas que se corta un pelo, rebusca en cualquier bolso en busca de un chin, si no lo pide y como dejes la vueltas del pan a mano, ya las has visto…pronto empieza. En fin, os dejo con las fotos.

¿Te gusta la fotografía? Unete a la iniciativa de Nika Vintage



By Sara

* twitter * facebook * pinterest * instagram *

Print Friendly, PDF & Email
11 comentarios
  1. Beatriz Campillo
    Beatriz Campillo Dice:

    Preciosa hucha en forma de perro, que graciosa es Naia que busca monedas por todas partes para llenar tu hucha. Seguro que le hará ilusión el hecho de ir llenándola y que vea que poco a poco va pesando cada vez más.
    Unas macros estupendas Sara.
    Besitos

    Responder
  2. Leo in the Sky
    Leo in the Sky Dice:

    ¡Que monada de hucha!
    Está claro que los peques aprenden rápido…, a mis sobrinos si les quieres poner contentos dales una moneda… o como me comentaba mi sobrina toda orgullosa lo que le había dejado el ratoncito Pérez debajo de la almohada: "¡Tía, un BILLETE!" jaajja 😛
    Bsos
    Leo

    Responder
  3. Mara Fernández
    Mara Fernández Dice:

    Que bonita!!!! Me encanta el collar que lleva con su huesito.

    Yo recuerdo que mi primera hucha, fue una Abeja Maya de cerámica. Ya no la conservo, conservo la segunda que fue un Piolín con una cabeza enorme.
    Un beso y buen fin de semana!!

    Responder
  4. Adriana CS
    Adriana CS Dice:

    Estaba pensando en lo mismo que las chicas… ¡ojalá que no tenga que romperse! ¡Es muuuuuuyyyyy linda!
    Yo no me acuerdo de haber tenido una alcancía (hucha) de niña, sólo una caja de cartón con un agujerito 🙁
    ¡jajajaja!

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *