Sandwich de Queso

Una vez
más fácil fácil para que vamos a ¡complicarnos la vida! Rico y
rápido, sólo apto para queseros.
Hace tiempo viendo
Crónicas Carnívoras” un programas de esos de Discovery o un canal similar.
El caso es que Adam Richman, el presentador, recorre USA visitando los
restaurantes más típicos de la ciudad en la que se encuentra y
después se enfrenta a algún tipo de reto relacionado con la comida…basura
bocadillos de esos de carne a la brasa que chorrean salsa por todos sus
costados, mientras a mí se me cae la baba, porque, será basura para nuestro
organismo pero ¡jo, qué bien sabe! el caso es que un día se enfrentó a un reto
especialmente difícil un enorme sandwich de un motón de quesos no
sólo difícil de comer porque a medida que el queso se enfriaba el
sandwich se endurecía, sino por su enorme tamaño, acompañado además de
guarnición de patatas, ¡terribleeee!
Un ejemplo de lo que se puede llegar a comer.
Hoy os traigo mi
versión, un poco más ligera.
Siempre tengo varios tipos de queso diferente en la
nevera pero aquél día tenía más aún, para muestra un botón.

Necesitáis un pan
de molde de rebanada gruesa, yo use Bimbo tostadas pero un pan de molde tipo
rústico también podría valer.
Mantequilla a
temperatura ambiente para poder untar bien el pan sin estropearlo.
El mío tiene dos
pisos para distribuir bien el queso.
Una vez colocado a la sartén por los dos
lados a fuego bajo para que se tueste el pan despacito y se vaya deshaciendo el
queso, si le metéis mucha caña al fuego el pan se calcinará y el no
damos tiempo al queso a coger temperatura, lo mejor, todo fuera de la nevera un
rato antes.
Este es el resultado, con una cervecita y a palo seco que con guarniciones el sandwich no se comería.
Print Friendly, PDF & Email
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *