Sillón Barcelona

Continuamos la semana con uno de esos clásicos que a todos nos gustaría tener en casa, el sillón Barcelona, diseñado por uno de nuestros grandes de la arquitectura Mies Van Der Rohe, con la colaboración de su socia Lilly Reich.
La silla se creó junto a una mesa auxiliar y una otomana para el pabellón alemán de la Exposición Universal de Barcelona de 1929, hay es nada, y ha llegado hasta nuestros días.
La original era de acero inoxidable pulido, con el asiento y el respaldo en cuero de piel de cerdo. Una estructura etérea con las patas en aspa, inspiradas en unas sillas romanas llamadas “sella curulis” y unas tiras de cuero que sujetan el asiento y el respaldo, hacen un sillón ligero y sumamente cómodo, tanto que fue utilizado como trono para los reyes de España en su visita al pabellón alemán.
Si quieres la auténtica con la firma de Van Der Rohe tienes que acudir a Knoll que en 1953 compró la licencia a Mies y donde la encontrarás por 5271$ si no podrás optar por cualquiera de las réplicas que hay en el mercado.
Detalles de la original
Como cualquiera de nuestros clásicos del diseño puedes integrarla en cualquier estilo decorativo porque allá dónde vaya dará ese toque atemporal que tienen este tipo de piezas.

La silla es un objeto muy dificil. Todos los que han intentado hacer una lo saben. Hay infinitas posibilidades y muchos problemas; la silla tiene que ser ligera, fuerte, cómoda. Casi es más fácil construir un rascacielos que una silla.
Mies Van Der Rohe


Imágenes vía internet

By Sara
Print Friendly, PDF & Email
2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *