Entradas

Mesita recuperada Flo

Mesita recuperada Flo

Volvemos a la carga con el reciclado de muebles. El ultimo fin de semana de septiembre volvemos a la carga con el The Sunday Market especial decoración y ya tengo preparado todo lo que voy a llevar, así que os voy a ir mostrando algunas de las piezas que quiero llevar para que vayáis haciendo boca.

Ya sé que para algunos eso de comprar por internet sin ver ni tocar no es lo vuestro y un mercado de este tipo es el lugar perfecto para hacerte con este tipo de piezas que harán de la decoración de tu casa un lugar muy personal y exclusivo.
Ya sé que hoy en día podemos encontrar casi de todo en el mercado, y muebles que parecen viejos sin llegar a serlo hay un motón. Pero a pesar de que sus puertas encajen a la perfección, nunca van a tener la verdadera esencia y el encanto de un mueble antiguo.

Mesita recuperada Flo

Como en TCV lo sabemos no sólo te ofrecemos este tipo de piezas a precios asequibles sino que además te damos un servicio de personalización de muebles. Como tú quieras, un antiguo mueble familiar o si no lo tienes nosotros lo buscamos y lo restauramos a tu gusto.

Mesita recuperada Flo

Mesita recuperada Flo
La mesita de hoy no puede ser más ideal, hasta a mi suegra, que no le van nada los muebles en blanco, le ha gustado.

Mesita recuperada Flo

La mesa originalmente llevaba puertas. Como a veces a inspiración llega cuando menos de lo esperas, a mí me paso eso, ya que mientras restauraba y pintaba el interior con este precioso color coral, me di cuenta que me iba a dar pena taparlo colocando de nuevo las puertas.

Mesita recuperada Flo
Mesita recuperada Flo

La cosa consiste un poco en eso, en reinventar y dar una nueva vida a muebles viejos decidí instalarle una balda y dejarla sin las puertas. ¿Qué os parece?
imágenes TCV

Mesita recuperada Flo
Mesita recuperada Flo

By Sara

* twitter * facebook * pinterest * instagram *




El antes y el después de unas alacenas de pino, editada

como hacer chalk paint y transformar un mueble

Hace tiempo que andaba dándole vueltas al hecho de editar esta viejo post ya que fue mi primera experiencia con el chalk paint, pintura de la que ahora no me separo gracias a sus increíbles resultados y ese acabado empolvado tan característico y que me encanta de este tipo de técnica.

Como muchos me habéis preguntado de qué forma uso yo esta pintura al final me he decidido a reeditar esta entrada, en la que os cuento como le di una nueva vida a estas alacenas con un presupuesto mínimo.
No sé porque siempre he tenido una especial manía persecutoria hacia esas típicas alacenas más o menos baratitas, hechas en pino macizo y de ese clásico color miel que por aquí se colocaban mucho en las casas de veraneo con la principal intención de no rascarnos mucho el bolsillo y de crear una especie de cutre aire rústico, que, lo único que consigue es que si entras en una de esas casas te den ganas de salir corriendo -o por lo menos a mí-, sobre todo cuando vas a pasar un fin de semana en el campo, para lo cual has reservado una habitación en un hotel rural y te encuentras con una estancia amueblada con estos típicos muebles de pino.

Horror y error decorativo donde los haya, y en esto no admito discusión, pero tranquilos, no todo está perdido, para muestra un botón.

como hacer chalk paint y transformar un mueble
Debido a la falta de tiempo cuando se han transformado estas dos alacenas, me salté el paso de lijar, para evitar este paso hice una chalk paint casera.

como hacer chalk paint y transformar un mueble

Como en todo, con el uso y la experiencia se va mejorando la técnica y hoy en día os voy a contar que es lo que hago.
Habitualmente uso una base blanca mate al agua y luego combinando tintes busco el color deseado. A veces, algunos colores se me resisten como me ha pasado hace poco con un encargo en amarillo canario potente y entonces opto por comprar el color hecho.

como hacer chalk paint y transformar un mueble

Una vez tengo el color creo la mezcla para la chalk paint, lo hago un poco a ojo pero para que os hagáis una idea la mezcla tiene que quedar como una papilla un poco líquida. Por cada litro de pintura, 1/3 de mezcla de agua y yeso. Es muy importante remover bien primero para que el yeso se diluya y también para que quede el conjunto bien integrado.

como hacer chalk paint y transformar un mueble

El resultado va a ser una mezcla densa pero fácil de extender.
Cuando usamos chalk paint es importante dar un acabado final de barniz para que los colores no se estropeen.

como hacer chalk paint y transformar un mueble

 Este tipo de pintura facilita los acabados más rústicos y hace que no tengamos que lijar la pieza.

El toque final consistió en cambiar los tiradores por unos que compramos en Zara Home en rebajas y un poco de betún de judea ya que las molduras de las alacenas daban juego para este acabado.
Aquí tenéis el resultado final de este antes y después con un resultado fantástico.

como hacer chalk paint y transformar un mueble
como hacer chalk paint y transformar un mueble

como hacer chalk paint y transformar un mueble
imágenes TCV

El cambio es notable.

By Sara

twitter * facebook * pinterest * instagram *






Sillas recicladas para Diariodeco, antes y depués

3 ideas de antes y después para recuperar una silla

Estrenamos mes y lo hacemos con la fiesta de la decoración, Diariodeco, este mes dedicada a el antes y después.

En este momento tengo varios trabajos entre manos para mostrar pero como todos están a medias los voy a dejar para otra ocasión.
No sé porque pero últimamente me ha entrado una especial obsesión con las sillas, pero cuanto más antiguas mejor. Se me van los ojos a todas esas sillas con ese toque a viejo que se intuye a distancia. Y no me refiero a las nuevas creaciones de estilo vintage que se nutren de los antiguas diseños para crear nuevas versiones, sino a esas piezas que están a punto de ir a la basura porque ya han perdido todo su esplendor.
Tampoco quiero esa versión fiel, la restauración de una pieza en su estado más realista. Me decanto más por el reciclaje creando ambientes con mucha personalidad, de esencia clásica pero con un toque más chic y actual. Por esos he seleccionado tres antes y después de unas sillas que han recibido una bonita segunda oportunidad para volver a ser protagonistas en la decoración de una casa.

En Amor por la Decoración nos enseñaros hace unos meses una vieja silla que en dos pasos, aquí y aquí. Una de esas sillas que casa de los padres, a la que tienes que mirar dos veces para ver su autentico potencial. Lorena, muy fiel a su estilo con un punto heavy se decidió por el negro que junto con la pasamanería de tachuelas le dan un punto total.

3 ideas de antes y después para recuperar una silla

3 ideas de antes y después para recuperar una silla

Fan total de esta bonita silla de Rut Chicote, que acertadamente Rut salvo de ir a la basura. Preciosa ¿verdad? tanto que me la quedaría en cualquiera de los procesos del reciclado de la misma, porque lijada y en su color natural con una capa de cera o similar hubiera quedado fantástica. Con un acabado final en laca, me encanta el resultado.

3 ideas de antes y después para recuperar una silla

3 ideas de antes y después para recuperar una silla

Y aunque tengo algún mueble reciclado a base de laca soy más bien de brocha gorda, aspecto envejecido y esas cosas. Como hice con esta silla que quedó de lo más mona en rosa, con chalk paint. Aunque he de decir que el proceso de decapado y lijado no me fue también como a Rut.

3 ideas de antes y después para recuperar una silla

3 ideas de antes y después para recuperar una silla

Seguro que después de esto os han entrado ganas de ir a por alguna silla de esas viejas, viejas.
Esta es mi aportación para diariodeco 12.

By Sara

* twitter * facebook * pinterest * instagram *




Una mesa, pintar y lijar, pintar y lijar

Esta semana hemos despedido una mesa que ha llegado felizmente hasta el cliente – estamos trabajando en la decoración de su casa así que últimamente casi todos los trabajos son para ella-.
Esta última estaba bastante hecha polvo por lo que hemos tenido que tirar un poco de masilla en algunas zonas, aparte de encontrarme con ese dichoso barniz que deja un tono rojizo en la madera y que en la base de la bandeja, a pesar de capas y capas de decapante no conseguí quitar. Por lo que la parte de arriba que va suelta y se puede usar a modo de bandeja la dejé sin lijar, salvo en las esquinas y el resto después de dar una mano de chalk paintCLICK para saber cómo la hago- toco lijar y lijar, hasta dejar que volviese a salir la madera, claro está excepto en la zonas donde había puesto masilla.
La parte baja llevaba una moldura en la cual encajaba la parte superior, en un principio pensé en sustituirla, pero llegando a la conclusión de que estaba tan estropeada por algo…decidí no ponerla. Mucho más práctico además para luego poder usar la mesa sin la bandeja.
Lo que no puedo pasar sin contaros es la anécdota de las fotos. Ya que parece que me empeño en buscar escenarios diferentes… aproveché que estaban cosechando en el pueblo y la Era estaba con los montones de cebada. Allá me fui cámara y mesa en mano para sacar algunas de las fotos que veis. En fin, que en el pueblo voy a acabar siento la rarita de la cámara, ya que por mucho que expliqué el fin de las imágenes al agricultor que me vio sacando fotos a una mesa junto sus montones de cebada no le encontró mucho sentido al conjunto.



FELIZ FIN DE SEMANA!!!!

By Sara

* twitter * facebook * pinterest * instagram *




El rosa también es para las sillas

El el reciclaje de muebles -hablo de reciclaje porque lo que yo hago no considero que sea restauración- como en todo, siempre hay un motón de maneras de entender el concepto de lo que se quiere sacar del mueble. El uso, dónde se va a situar, influirán los colores o el acabado final del mismo. Los muebles en los que yo trabajo cambian completamente su apariencia, claro está desde un modesto trabajo de amateur. Por eso hablo de reciclaje, ya que para mí la restauración consiste en reparar algo para dejarlo como estaba originalmente.
En realidad lo mío es crear algo ‘nuevo’ partiendo de algo usado… bueno nuevo, nuevo…a la silla que os enseño hoy los años de encima no he conseguido quitarlos, el lifting y el botox no son lo mío.
Hemos cogido una silla viejuna y la hemos adaptado para situarla en una cocina con muebles de diseño sencillo y actual en tonos blancos y grises, como a esta cocina la complementa un módulo Besta de Ikea con la puerta rosa hemos decidido aplicar ese color para la silla, un rosa empolvado, tan tan clarito que en las fotos apenas se aprecia, da igual el resultado es perfecto, sobretodo y como en este caso para acompañar a dos sillas Eames en blanco.

Lo primero es decapar, que el producto sea bueno es importante dependiendo del tiempo que queramos dedicar a realizar este paso, en función del barniz es más que probable que necesite más de una mano. Lijamos para dejar la superficie preparada finalmente para la pintura. Después le daremos el tratamiento para la carcoma y bichos varios que afectan a la madera, si tiene agujeros como en este caso hay que aplacar también dentro de los mismos.
Ya únicamente queda pintar, como en otras ocasiones he usado chalk paint casera, hace ya bastante que os deje como la hago, CLICK.
Como toque final he realizado un decapado, que consiste en lijar ciertas zonas, las que habitualmente se desgastarían por el uso este paso hazlo con una lija suave para ir poco a poco y no pasarse de viejo. Respecto a los agujeros de la carcoma no los he tapado, porque me gusta que queden a la vista, dándole ese toque rústico.

Quizá os penseis que me he encontrado la silla en medio del monte pero es que me encanta buscar escenarios nuevos para las fotos, sobretodo si encima te comen las moscas hasta tal punto que te es casi imposible enfocar con la cámara.

¡¡¡¡Feliz fin de semana veraniego!!!!

By Sara

* twitter * facebook * pinterest * instagram *




¿Y tú con qué te quedas, con el antes o el después?

Ahora soy completamente consciente que la de hoy es una historia un tanto conflictiva. El antes y después del trabajo de hoy en un poco conflictivo, va de recuerdos, de lo clásico y lo renovado o de como renovar algo sin destrozarlo y es aquí donde me quedo.
Esto podría ser una fechoría -a ojos de mi suegra, fijo-. El problema es que cuando el diablo no tiene que hacer, con el rabo espanta las moscas y eso es lo que hice yo el día que subí al pajar a rebuscar y me encontré con el jarroncito de hoy. En cuanto lo di con el vi clara su transformación y ese mismo día me puse a ello. Lo colgué de una cuerda en el patio y me puse a aplicar spray. Fue justo en ese momento cuando escuche el “AYYY” de Celsa. El jarroncito en cuestión es una pieza que compro hace casi tantos años como tengo yo… en una de esas antiguas cristalerías de Mallorca, ahí es cuando empezaron mis remordimientos que justo ayer llegaron a su climax….(sigue al final)
La actuación en el jarroncito es un must ahora mismo en la decoración, con un fondo blanco dejaremos una franja en el color elegido. Taburetes con una pata en color, mesas con el extremo de las patas en blanco, asas doradas… me quedo con esta última y con el hecho de que últimamente me ha dado por trabajar en dorado. Aunque me gusta más el cobre, pero la zona dónde va a quedar… pide dorado. Hace poco os presente un Kinder diy molón (CLICK) en los mismo colores.
SPRAY PAINT de Montana Colors (CLICK)
Esmalte Titan Oro
El spray lo usé al aire libre, pero acordaros del truco de la cajita, para poder usar el spray en casa queréis ver la foto (CLICK)

….y como os contaba al principio ayer cotilleando en el face vi una foto que Nika Vintage había colgado, un jarrón monisísimo de cristal mallorquín casi idéntico al de mi suegra y yo ‘anorante’ de mí lo he transformado en lo que veis ¿con cuál os quedáis?
Si lo que os ha gustado es el jarrón, haz CLICK en la foto y hazte con el!!!!!

By Sara

* twitter * facebook * pinterest * instagram *




El marmol blanco es tendencia en esta mesita recuperada

Hoy estoy de un humor tan brillante como el propio sol que luce sobre las cabezas norteñas. Parece que el tiempo nos va a dar una tregua y vamos a poder disfrutar de un verdadero fin de semana de marzo. Ahora mismo lo que más me apetece es poder coger mañana los bártulos y degustar un buen bocadillo casero sentada en alguna roca -porque hacerlo en el verde sería como meterse en una piscina- mientras los rayos calientan mis húmedos huesos.
Esta ha sido una semana difícil, no siempre todo avanza al ritmo que queremos y si lo salpimentas con este deprimente tiempo y el hecho de que Naia a pasado del “no” a una acuciante sordera…hace que a una se le agote la paciencia. Anoche lo pagó la operadora de Vodafone, me lo puso a hu..vo llamándome a las 21.45h, hoy todo pinta de viernes.
Una de las cosas buenas de todo esto es que las fotos que saqué ayer para enseñaros este antes y después no han necesitado tirar de isos o exposición para quedar genial.
Hace tiempo que ando yo queriendo mostraros esta mesita que recuperé hace ya unos meses pero que no ha tenido la encimera definitiva hasta hace poco. Me la encontré en la calle, a la intemperie y bien empapadita en agua la pobre. La pena es que no tengo fotos del aquel momento, os diré que era color caoba y con el barniz bien enganchado a su piel.
La idea inicial era dejarla en su tono natural -es de haya- después darle una mano de pintura blanca y un buen lijado hasta casi retirar toda la pintura.
El decapado del barniz original y el lijado no consiguieron dejarla en el estado que yo quería. Además debido al deterioro provocado por el agua hubo que emplear bastante masilla. Total que era necesario taparla bastante.
Lo de la tapa fue otra historia, ya que me empeñé en cambiarla buscando un no sé qué, total que me lié la manta a la cabeza haciendo cosas raras cuando como de verdad está bonita es así con su encimera original de marmol blanco y encima de tendencia…
El resultado final es una pieza que puede encajar en cualquier decoración ya sea de estilo nórdico o más shabby.

¡¡Disfrutad del fin de semana!!


By Sara

* twitter * facebook * pinterest * instagram *

Mesita shabby chic para este antes y después

Hace un tiempo que no os traigo uno de mis trabajos.


Las horas me parecen segundos y el día se pasa en un chasquido de mis dedos, tengo apilados unos cuantos muebles para reciclar -digo reciclar porque lo que yo hago dista mucho de restaurar, podríamos, como mucho decir, acondicionar-.
Lo de hoy es, un antes y después o llámalo DIY si quieres, yo me quedo con la primera que lo define mejor.
Le de hoy es una mesita de esas viejas, que no antiguas, de las que te encuentras en la basura y ni las miras, de las que cuesta abrir los cajones y los tiradores se han roto del uso. Le quería dar un toque shabby y este ha sido el resultado.


Lo primero es retirar los restos de los antiguos tiradores de calamina y tapar los agujeros con un poco de masilla. Lijamos bien toda la mesa y damos imprimación. En este caso he usado una de color negro, la tenía por ahí de una vez que me confundí al comprarla y ya sabéis, no se tira nada. En este caso se ha elegido un color fuerte como este tono de morado, aplicamos cera o baselina en las zonas que luego queremos lijar. Por último una capa de blanco y aplicamos una lija fina para levantar la pintura en las zonas que queramos envejecer.

Un detalle importante son los tiradores, hay que elegirlos bien para darle a la mesita ese toque chic tan buscado.

Image and video hosting by TinyPic

Lo mejor de este último año

Empiezo a escribir y ya me estreso, vaya tres días que llevo encima de no sacar mucho en claro y de avanzar poco no me da tiempo a nada y seguro que me dan también las tantas para escribir este post. Ayer fue la primera #decopedia con un resultado final de un motón de colaboraciones a las que poco a poco iré dedicando el tiempo que se merecen, tengo todo el fin de semana por delante porque siiiii por fin es viernes, además mañana me han invitado a comer rico rico, ya os contaré algo más por la redes.
Dado que esta semana el blog cumple un año me parecía perfecto terminar la semana con un mix de los post que más me han gustado.
Una de la iniciativas que más me ha sorprendido a mí misma durante este año ha sido la fotografía, aunque siempre me ha llamado la atención nunca me había puesto a ello, el trabajo resultante tanto con la recetas como con las macro de los jueves he vuelto a repasar lo hecho hasta ahora y os dejo las dos que más me han gustado.

Otra de las cosas de las que más orgullosa me siento es de los diy. Es algo que lleva su tiempo y que a veces dejas un poco aparcado porque la rutina diaria no te deja tiempo para poco. Cosas sencillas y prácticas es la premisa y muy importante low cost. Pero si de uno me siento especialmente recompensada es de uno que me devuelve mi reflejo -por todos los costados- a diario. ¿Queréis ver cómo lo hice? Sólo tenéis que pasar por aquí.



También tenemos la típica sección del antes y después, una parte muy interesante en un blog. Recoges muebles viejos y los recuperas lija, pintura…. sin duda estas alacenas son mis preferidas. Porque pasaron de ser las típicas de pino a un mueble que brilla con luz propia y se convierte en la pieza protagonista en una estancia. El making off aquí.







Cuando nos hemos ido de home tour lo tengo claro, sin lugar a dudas este cottage pure white, todo romanticismo con un toque vintage muy chic.



Hay muchas más entradas, hasta 123 con un motón de contenidos diferentes con un estilo personal basado en el low cost y sin poder evitar que mis gustos personales, el estilo nórdico, shabby chic, country o vintage influyan en todo lo que hago….bueno es eso se basa un blog ¿no?

Que tengáis un buen fin de semana, nos vemos el lunes.

Image and video hosting by TinyPic

DECOPEDIA1: Casas vestidas para el frío

Hoy jueves cambiamos la temática habitual de las últimas semanas para unirme a la #decopedia. Aunque por aquí no veamos macros hoy no dejes de pasar por el blog de Nika para disfrutar con las geniales fotografías que nos ofrece su Blog hop de los jueves.
Desde el blog de Petite Candela comienza hoy una nueva iniciativa que su creadora ha definido como ‘un gran cajón de ideas deco’. Así que a partir de ahora el tercer jueves de cada mes Tu Cajón Vintage aportará algo a este cajón.
Este mes, no podía ser menos en el más crudo del invierno, vamos a intentar decorar el frío, ¿por qué no aprovechar los cambios del invierno para renovar un poco la decoración de nuestra casa? 
sacar una manta
poner el relleno de inverno en el nórdico
cambiar las sabanas de algodón por unas más apropiadas

Estoy segura que son movimientos habituales en cualquier vivienda que se prepara para el frío.
Vamos a intentar ir un poco más allá, dando prioridad a los colores y a las texturas.
Ahora que estamos en rebajas aprovecha para hacerte con las piezas principales lowcost, fundas de cojín, colcha, edredón o nórdico, todo vale, una mantita para los pies de la cama y haz tu conjunto de cama de temporada. Si optas por usar un nórdico normalmente las fundas son de algodón, un tejido más liviano.

Respecto a la decoración, aprovecha lo que ya tienes cambiándolo de sitio, esas velas que están en el aparado del salón te quedarán divinas y aportaran calidez al conjunto de invierno. Renueva las fotos, aunque mantengas los marcos usa imágenes más veraniegas para esta temporada y viceversa en el invierno.



Como veis en este caso he optado por el edredón ya que la casa es bastante caliente y un nórdico es excesivo.

Los cambios son evidentes aunque la base, la distribución y los elementos principales siguen siendo los mismos, la colcha de verano nos deja una habitación con más luz que invita a tumbarse sobre la cama y disfrutar de los rayos de sol que entran por la ventana, con edredón de invierno lo que más apetece es meterse al calorcito, dentro de la cama mientras la lluvia se oye en el exterior.
En definitiva, es importante aprovechar la necesidades de cada temporada refrescando la decoración de la casa y haciéndola más confortable.

Image and video hosting by TinyPic