Entradas

Receta de temporada, coles de Bruselas con setas

Receta de temporada, coles de Bruselas con setas
Hoy vamos con
una de esas recetas de temporada.
Coles de Bruselas, coliflor o berza son verduras típicas de esta época del año.
Es importante tener en
cuenta este tipo de detalles si queremos intentar economizar en la cesta de la compra. En nuestra lista semanal
tienen que aparecer productos de
temporada
.

PRODUCTOS DE TEMPORADA

 

Para que lo tengas en
cuenta puedes encontrar verduras tales como las coles, la coliflor, la lombarda, el brécol, la espinaca o las
alcachofas
más hacia la primavera.
Si tenemos que hablar de
las frutas típicas de invierno nos
encontramos con clásicos como la naranja
y la mandarina
pero también tenemos, frutas como el kiwi y el aguacate.
Receta de temporada, coles de Bruselas con setas
Soy muy fan de las
verduras de invierno. La coliflor y el brécol
no faltan en nuestro menú y la comemos de forma habitual. Ésta última la suelo
hacer al vapor en el micro, como los mejillones. Luego le preparo el típico rehogo de abuela que digo yo
Este año en el pueblo
han plantado coles de Bruselas y
después de encontrármelas en la nevera esperando a que alguien las cocinase,
así que, este fin de semana se han venido conmigo.
Receta de temporada, coles de Bruselas con setas
Preparar coles de
Bruselas es muy sencillo y nos va a llevar muy poco tiempo.

INGREDIENTES 

Coles de Bruselas
1 boletus
2 dientes de ajo
Salsa Perrins
Vinagre de sidra
Miel

Receta de temporada, coles de Bruselas con setas

La receta la he tomado
prestada de Directo al Paladar.
Lavamos las coles. Con
un cuchillo quitamos un poco del rabo y retiramos las hojas de fuera que estén
más feas.
Receta de temporada, coles de Bruselas con setas
Las escaldamos durante 1
minuto en agua hirviendo.
Picamos los ajos y los
rehogamos. Añadimos las coles e incorporamos los boletus. Recuerda que puedes sustituirlo por la seta que quieras. Si te gusta la textura del boletus y no tienes prueba con la shitakee.
Mezclamos unas gotas de
salsa Perrins junto con la sidra y la miel. Echamos por encima justo antes de
quitar las coles del fuego.
Dejamos que todo el
conjunto se cocine unos cinco minutos, depende un poco del punto de cocción que
queramos darle a las coles.
IMÁGENES TCV

Receta de temporada, coles de Bruselas con setas

Coliflor con salsa de rabo

Coliflor con salsa de rabo
Terminamos el miércoles con una
receta
que parece un poco complicada pero que no puede ser más fácil que
sacar la olla rápida y ponerla a funcionar.
Hoy vamos con uno de esos
platos muy de invierno
, porque es como un dos en uno, vamos plato único, y
porque uno de los ingredientes principales, la coliflor, es típica de esta
época del año. Vale que hoy en día prácticamente no diferenciamos ya muchas de las frutas o verduras por la época del año
en que se suelen dar, ya que están
disponibles todo el año en la frutería
. Los invernaderos y la importación
de estos productos hacen esto posible.
A pesar de esto y para ser sincera yo normalmente, solo la como en
invierno, por un lado, porque es cuando la da la huerta de mis suegros, por
otro porque hay ciertas recetas que en verano no apetecen nada de nada y esta
es una de ellas.
Coliflor con salsa de rabo
Es cierto que la coliflor no tiene muchos fans pero Naia si es una de ellos así
que en casa la consumimos a menudo. Con refrito, con tomate, bechamel…siempre
me gusta hacerla con algún acompañamiento y el otro día me animé a juntar estos
dos productos.
Es muy típico encontrarse recetas de rabo con una crema o puré de
coliflor
como acompañamiento, yo he querido hacerlo del revés.
  Coliflor con salsa de rabo
INGREDIENTES:
1 coliflor
1 rabo de vaca
3 zanahorias
1 puerro
Laurel
1 cucharada de harina
1 copa de brandy
2 cucharadas de soja
  Coliflor con salsa de rabo
Lo primero ponemos a cocer el rabo. Lo salpimentamos y cocemos junto con la verdura y el
laurel durante 1 hora a fuego bajo en la olla rápida.
Coliflor con salsa de rabo  
Mientras cocemos la coliflor. El truco
que uso para que quede blanca
es añadirle un chorro de leche al agua de la cocción.
Con el olor no hay nada que hacer. Esta verdura se cuece rápido, cinco minutos
en la olla y ya está. Reservamos.
Coliflor con salsa de rabo
Cuando esté cocido el rabo lo desmenuzamos -si está en su punto la carne sale sola-
Trituramos la verdura y desengrasamos el caldo resultante de la cocción.
Vemos a preparar la salsa para la coliflor. Rehogamos la harina, añadimos la copa de
brandy y la soja. Sin parar de mover vamos incorporando el agua y dejamos que
cueza unos 10 minutos, como si hiciésemos una bechamel. Por ultimo ponemos las
verduras y añadimos el rabo desmigado.
Coliflor con salsa de rabo 
Ya sólo quedar napar -echar por encima-
con la salsa la coliflor.
IMÁGENES Y RECETA TCV
Coliflor con salsa de rabo

Quiché de calabacín

 Quiché de calabacín


Hace unas semanas que hemos empezado la temporada huerto que llamo yo y, como ayer os mostraba en mi cuenta de Instagram tengo la nevera repleta de verdura.

La nevera llena, el congelador a tope y el menú para varias semanas confeccionado, a base de calabacín, vainas, ensaladas, y purés varios.
La verdad es que es una maravilla olvidarte el resto del año de tener que comprar verdura, como dice mi suegro producto ecológico 100% -seguro que los puristas en este tema tendrían algo que decir pero me da igual-. Es cierto que se puede decir que los jóvenes -hijos y nueras- de la casa le echamos un poco de morro ya que más bien nos limitamos a llenar nuestras neveras sin colaborar una pizca en mantener y cuidar la enorme huerta que cultivan mis suegros.

Quiché de calabacín

El caso es que al final te sale todo por las orejas hasta ese tomate tan rico que de verdad sabe y huele a tomate o los calabacines que yo los he hecho ya hasta en bizcocho.
Últimamente estoy siendo muy fiel a el tema de la recetas fáciles para torpes y ese no me apetece mucho tirarme un motón de rato en la cocina así que busco cositas que no tengan mucha complicación y esta receta es una de ellas.

Quiché de calabacín

Seguro que la mayoría sabéis ya que es el quiché pero por si acaso os diré que es una especie de empañada sin tapa con un relleno a base de huevos, nata, cebolla, bacón y queso, todo ello cocinado en el horno. Lo bueno que tiene esta receta es que la puedes rellenar de lo que quieras, siempre manteniendo los ingredientes principales nata y huevo. Vamos con la receta.

Quiché de calabacín

INGREDIENTES:
Masa quebrada
3 huevos
200ml de leche evaporada
1 calabacín pequeño
1 cebolla
Queso azul
Pechuga de pavo
No te compliques compra la masa en el súper, quebrada u hojaldre, las dos te valen. La colocas en el molde la pasta y vas pinchando con el tenedor para que la masa no suba. Horneas unos 10 a 180º o hasta que dore.

Quiché de calabacín

Mientras picas la verdura, puedes optar por rehogarla un poco, te quedará mejor, o simplemente la pones directamente al horno. Bates el huevo con la nata, añades una pizca de pimienta y nuez moscada, incorporas el resto.
Quiché de calabacín

Una vez que la masa esté lista ponemos la mezcla y ponemos en el horno 15 minutos o hasta que el interior esté cuajado.
imágenes TCV

Quiché de calabacín


By Sara

* twitter * facebook * pinterest * instagram *




Bizcocho de calabacín y arándanos

Qué ganas tenía de hacer un bizcocho casero y es que no sé vosotros pero para mí el día de la repostería es el domingo a la tarde, mientras los demás hacen el holgazán en el sofá, yo me voy a la cocina de relax a batir mis mejunjes. El problema es que hasta ahora los domingos han estado como el calendario de publicaciones de TCV, a tope.
A pesar de que en casa son bastante clásicos, magdalenas y bizcocho de la abuela. Ya pudisteis ver esta receta familiar, CLICK, que además suelo hacer en cantidades, vamos que de un tirón horneo dos o tres bizcochos, porque claro, luego hay que darle a la abuelita, a la tía, a la madre -seguro que alguna estará diciendo pero que geta!! si luego ni lo probamos, no hagáis ni caso- aquí todo el mundo pide…y claro como dice el refrán ‘a la mejor burra la voy a dejar sin trigo’, o algo así, en casa tiene que quedar algo más que una muestrita justa para la merienda, no, no. Y si después de partir y repartir queda algo para congelar, tanto que mejor.
Sí, he dicho congelar, en casa lo congelo todo, o casi todo; el queso, por ejemplo no, desde que hay a Berasategui que este alimento no se puede congelar, dejemos trabajar a los expertos de verdad. La verdad es que el bizcocho queda genial y no se nota para nada que se ha congelado, por lo que mientras alguien no venga a contradecirme… ¿ya de echar tres huevos porque no poner seis y con el mismo trabajo sacar más producción?



El bizcocho de hoy es un poco diferente. Os he comentado alguna vez lo del tema de la huerta, esa que yo no trabajo pero si disfruto. Llevamos una buena temporada a tripadas de calabacín, pisto CLICK, crema, rebozado…mil y una maneras de comer este producto. Pensé que si hay bizcocho de zanahoria o de calabaza, ¿por qué no de calabacín? Me puse a bucear por la red en busca de alguna receta y ¡oh! sorpresa, hay un motón de ellas.
Lo que he hecho ha sido interpretar mi propia versión de las recetas que ha visto y está súper bueno, sorpresa sorpresa porque no sabe a calabacín.
Tenía la duda de si pelar el calabacín o no, ya que la piel suele amargar un poco y en casa son un poco, bastante sensibles con este tema pero al final me decidí por hacerlo con la piel y si a alguien no le gustaba ¡¡para mí todo!! nada, que ni amarga, ni sabe a verdura ni nada de eso, por lo que si no eres mucho de verduras y si de dulces anímate a hacerlo, come sano!!!


INGREDIENTES:
3 huevos
150 gr de azúcar moreno
180 gr de harina de reposteria
1 sobre de levadura
1 calabacín pequeño
un puñado de arándanos
anís
sal
azúcar glas para adornar
un vasito de aceite arbequina





Normalmente siempre sigo los mismos pasos a la hora de mezclar la masa, creo que es la forma de que quede más esponjoso. 
Ponemos los arándanos a remojos con el anís, justo que los cubra y mientras vamos con lo demás.
Separamos las claras de la yemas y las montamos junto con una pizca de sal a punto de nieve, reservamos. Por otro lado batimos las yemas junto con el azúcar hasta que blanquee la masa. Ponemos el calabacín rallado con los arándanos y el aceite. Supongo que os habrá pasado más de una vez que hacéis una masa con aceite y dependiendo de qué tipo se use, luego sabe mucho a aceite, en un CLICK os lo explico, por eso yo ahora uso arbequina para los dulces. Incorporamos poco a poco la harina mezclada con la levadura y previamente tamizada. Por ultimo integramos las claras con movimientos envolventes.
Ahora unos 30 minutos con el horno ya precalentado a 180º calor arriba y abajo.


imágenes TCV

By Sara

* twitter * facebook * pinterest * instagram *




Receta para no cocineros

Ya sabemos todos que lo normal es que vivamos a tope y sin tiempo para nada, trabajo, familia, las cosas de casa… son rutinas diarias que ocupan todo nuestro tiempo y cada día más y más descuidamos nuestra alimentación, nos fijamos en modelos como el americano, inglés cuyas rutinas alimenticias dejan bastante que desear.
No pretendo pegaros una chapa sobre la dieta mediterránea que no soy una experta, nuestros martes de receta están enfocados a ti que te mola la decoración y el diseño pero que no te sabes freír ni un huevo -que si que los hay, y muchos- tirar de fritangas y congelados ayuda pero no nos engañemos esto no ayuda mucho por eso las recetas que suelo traer, esas fáciles fáciles, CLICK, en las que tranquilamente podéis usar esa salsa de bote, os van a llevar poco más de 30 minutos de vuestro tiempo realizar.
Vamos a olvidarnos de recetas de platos elaborados, esos los dejamos para el domingo cuando vayáis a comer a casa de mamá -además volvéis con las sobras en el taper- y ni mucho la repostería creativa tartas de fondant, cup cakes de purpurina…eso si un buen bizcocho el domingo por la tarde para desayunar casero toda la semana.
Y dicho esto, seguro que a la mayoría os suena eso de ratatouille, seguro no tanto por la receta como por la película de animación que se estrenó hace unos 5 años. Pues no necesitas ser un pequeño ratoncito parlanchín para hacerla, ni un experto cocinero.
¿Tienes horno? Seguro, pues todo lo demás no importa -me refiero a que no sepas freír ni un huevo-.
INGREDIENTES (para dos personas)
1 berenjena
1 calabacín grande
1 pimiento verde
1 pimiento rojo
1 tomate grande
unos cherrys
albahaca, tomillo, romero
queso
sal
pimienta
aceite de oliva virgen

Que no estoy loca, que son un motón de cosas, sí, pero sólo necesitas un poco de paciencia para cortar toda la verdura en rodajas finas.
Pon a calentar el horno a 180º calor arriba y abajo y mientras vas intercalando tus verduras y el queso, no hace falta que el plato te quede en plan vistoso, igual te resulta más sencillo colocarlas en plan lasagna hasta que hayas rellenado toda la fuente.




Por último salpimenta, añade las especias y chorro de aceite de oliva virgen. Horneamos durante unos 40 minutos si vemos que se nos tuesta mucho y no ha cocinado TRUCO, tapa con papel de aluminio -esto os vale para cualquier plato en el horno-. Yo al final le he incorporado por encima un queso tipo torta del casar pero puede ser cualquier otro, mientras que el que he usado para meter con la verdura ha sido mozarella.




¡¡A ver quién es el guapo que me dice que esta receta no es fácil y sano!! A la tartera y directo a la ofi y encima se cocina mientras lees tu libro favorito…o cualquier maravillosa entrada de este precioso blog!!!

By Sara

* twitter * facebook * pinterest * instagram *




La receta de pisto de mi madre+decosorteo

Esta semana no nos vamos a saltar la receta y como no podía ser menos en esta época, nuestro protagonista hoy es el calabacín, tranquilos que no pretendo que os empachéis con esta verdura, que es lo que ahora mismo nos pasa en casa. Llevamos ya casi tres meses de huerta y esto va a tripadas. Vainas, pues ala, todos los días vainas, calabacines, ala hasta que te salgan por las orejas. Para que os hagáis una idea de la cantidad de la que hablo podéis hacer CLICK y ver el tamaño de la huerta que abastece a toda la familia.
Un plato muy típico con este producto es el Pisto, aunque es una receta que requiere un pelín de elaboración, la voy a encasillar dentro de las recetas fáciles, CLICK, porque coger un cuchillo y picar no tiene mucha complicación, ¿no?
Ya sé que trayendo la receta del Pisto no he descubierto América -quizás para algunos si- pero es que, a lo largo de los años, he tenido una relación especial con esta receta, una de esas de amor-odio. Aquí donde me leéis yo he sido muy, muy pero que muy mala comedora. Siempre he comido con la vista y claro, el problema es que nada me entraba por ella. Mi ama las ha pasado canutas conmigo y aunque excelente cocinera -todo lo he aprendido a base de verla a ella, bueno también a Arguiñano que era el programa de cabecera en mi casa-, siempre ha sido un poco brutica, y nada de ponerle ojos, nariz y boca al puré allí me daban a mí las 5 de la tarde con el plato de comida en la mesa y el pisto junto con las lentejas era una de las recetas que se llevaba la palma. Ahora ya no tengo ese problema y aunque sigue habiendo cosas que no me entran por el ojo, la mayoría si lo hacen….
INGREDIENTES:
2 calabacines
1 pimiento rojo
1 pimiento verde
salsa de tomate
3 huevos




El tema es bien sencillo porque tampoco hay que ser muy fino cortando la verdura en dados. Primero los pimientos que tardan más en hacerse, los dejamos pochar unos 20 minutos y añadimos el calabacín. Dejamos cocinar otros 10 y en este punto tenemos dos opciones

*Tirar de bote de salsa de tomate, tipo orlando no por favor, uno que sea más o menos casero

*Habremos pochado en primer lugar 2 cebollas y antes del calabacín incorporaremos como medio kilo de tomate picado en dados, junto con un poco de azúcar para quitar la acidez




Por último ya únicamente queda cascar los huevos sobre la sartén y ya con el fuego apagado seguir dando vueltas hasta que cuaje.
Es importante mantener la calidad de los ingredientes lo demás es sencillo, ya veis que con recetas así aunque no te vaya mucho el rollo de la cocina puedes comer sano y natural, sin necesidad de recurrir en exceso a los congelados -a no ser que vengan de casa de mamá- y al precocinado.




Y ahora después de haberos abierto el apetito, notición el #diariodeco está de sorteo!!!! siiiii otra vez. Esta vez cortesía de la tienda -de por aquí cerquita además- Kulunka Deco, CLICK, una preciosísima tienda online con unas cosas de esas a las que se van los ojos de forma inevitable.

                                     1 

       2

¿CÓMO PARTICIPO?
*hazte fan en facebook de TCV, CLICK
*hazte fan en facebook de Kulunka Deco, CLICK
*Deja un comentario diciendo cual de los regalos quieres
* podéis participar hasta 3 veces, para hacerlo sólo tenéis que compartir la foto de producto en vuestras redes, twitter, instagram o facebook y etiquetar a TCV en la foto.
*rellena el formulario que encontraras a continuación

By Sara

* twitter * facebook * pinterest * instagram *