Bizcocho de calabacín y arándanos

Qué ganas tenía de hacer un bizcocho casero y es que no sé vosotros pero para mí el día de la repostería es el domingo a la tarde, mientras los demás hacen el holgazán en el sofá, yo me voy a la cocina de relax a batir mis mejunjes. El problema es que hasta ahora los domingos han estado como el calendario de publicaciones de TCV, a tope.
A pesar de que en casa son bastante clásicos, magdalenas y bizcocho de la abuela. Ya pudisteis ver esta receta familiar, CLICK, que además suelo hacer en cantidades, vamos que de un tirón horneo dos o tres bizcochos, porque claro, luego hay que darle a la abuelita, a la tía, a la madre -seguro que alguna estará diciendo pero que geta!! si luego ni lo probamos, no hagáis ni caso- aquí todo el mundo pide…y claro como dice el refrán ‘a la mejor burra la voy a dejar sin trigo’, o algo así, en casa tiene que quedar algo más que una muestrita justa para la merienda, no, no. Y si después de partir y repartir queda algo para congelar, tanto que mejor.
Sí, he dicho congelar, en casa lo congelo todo, o casi todo; el queso, por ejemplo no, desde que hay a Berasategui que este alimento no se puede congelar, dejemos trabajar a los expertos de verdad. La verdad es que el bizcocho queda genial y no se nota para nada que se ha congelado, por lo que mientras alguien no venga a contradecirme… ¿ya de echar tres huevos porque no poner seis y con el mismo trabajo sacar más producción?



El bizcocho de hoy es un poco diferente. Os he comentado alguna vez lo del tema de la huerta, esa que yo no trabajo pero si disfruto. Llevamos una buena temporada a tripadas de calabacín, pisto CLICK, crema, rebozado…mil y una maneras de comer este producto. Pensé que si hay bizcocho de zanahoria o de calabaza, ¿por qué no de calabacín? Me puse a bucear por la red en busca de alguna receta y ¡oh! sorpresa, hay un motón de ellas.
Lo que he hecho ha sido interpretar mi propia versión de las recetas que ha visto y está súper bueno, sorpresa sorpresa porque no sabe a calabacín.
Tenía la duda de si pelar el calabacín o no, ya que la piel suele amargar un poco y en casa son un poco, bastante sensibles con este tema pero al final me decidí por hacerlo con la piel y si a alguien no le gustaba ¡¡para mí todo!! nada, que ni amarga, ni sabe a verdura ni nada de eso, por lo que si no eres mucho de verduras y si de dulces anímate a hacerlo, come sano!!!


INGREDIENTES:
3 huevos
150 gr de azúcar moreno
180 gr de harina de reposteria
1 sobre de levadura
1 calabacín pequeño
un puñado de arándanos
anís
sal
azúcar glas para adornar
un vasito de aceite arbequina





Normalmente siempre sigo los mismos pasos a la hora de mezclar la masa, creo que es la forma de que quede más esponjoso. 
Ponemos los arándanos a remojos con el anís, justo que los cubra y mientras vamos con lo demás.
Separamos las claras de la yemas y las montamos junto con una pizca de sal a punto de nieve, reservamos. Por otro lado batimos las yemas junto con el azúcar hasta que blanquee la masa. Ponemos el calabacín rallado con los arándanos y el aceite. Supongo que os habrá pasado más de una vez que hacéis una masa con aceite y dependiendo de qué tipo se use, luego sabe mucho a aceite, en un CLICK os lo explico, por eso yo ahora uso arbequina para los dulces. Incorporamos poco a poco la harina mezclada con la levadura y previamente tamizada. Por ultimo integramos las claras con movimientos envolventes.
Ahora unos 30 minutos con el horno ya precalentado a 180º calor arriba y abajo.


imágenes TCV

By Sara

* twitter * facebook * pinterest * instagram *




Plan fin de semana, hotel romántico

Ya que estamos en viernes vamos a hablar de planes de fin de semana, el miércoles en 12, CLICK, os contaba que en septiembre le habíamos dedicado un fin de al chico de la casa. Alguna vez os he comentado que en casa somos bastante fans de lo viejo, a mí me va más el rollo madera y a José tiene que tener 4 ruedas, tecnología alemana, la «v» de Volkswagen y la «m» de MK1 -aunque en general todo lo que lleve dos o tres ruedas le resulta interesante- Así que como no parece suficiente recorrerse la zona norte entre concentraciones, rallies y quedadas, se le antojó irnos hasta Francia a una concentración Volkswagen y yo dije ‘¿cómo, Francia? con lo caro que es!!!’ ejem…que me puse a ello y la verdad es que me sorprendí gratamente porque encontré varios alojamientos increíblemente preciosos y a precios asequibles así a pesar de hacer una reserva iba un poco escéptica con lo que me nos encontraríamos.
La verdad es que no hubo sorpresas y todo fue genial. Un fin de semana súper bueno, un motón de coches y dormimos genial.

Una casona convertida en hotel rural con mucho pero que mucho encanto. No apta si tienes problemas de movilidad ya que tienes que subir escaleras -es la única manera de llegar a las habitaciones- otra pega que os contaré es que si tienes algún tipo de manía con el tema de los animales, no es tu sitio porque hay que decirlo, todo está muy limpio los perros y los gatos campan a sus anchas. 
Además dispone de piscina, que, no disfrutamos porque aunque el tiempo como os he dicho acompañaba, tocaba sesión motor.
La habitación perfecta, Francia por todos sus poros, una decoración súper romántica, muy shabby chic, llena de detalles.

66€ tuvieron la culpa con un desayuno muy fracés con croisants y mermelada casera, de franbuesas y de cerazas, café, zumo, tostadas…

En definitiva, si os acercáis a Burdeux totalmente recomendable hacer noche en La Reole y dormir en Les Galantes, CLICK, si es cierto que nos llamó bastante la atención cómo un pueblo de un buen tamaño cómo este estaba bastante vacío, casas cerradas y muy poca gente. De lo que nos quedamos con ganas es de poder sentarnos a cenar en una bonita creperie que había cerca del hotel -ya sabes que fuera de España hay que andar vivos a la hora de comer porque lo hacen bastante más pronto que nosotros- para cuando llegamos ya estaba lleno y tenía todo una pinta súper buena.

No podía despedir el post sin traeros un poco de la concentración.



imagenes TCV
FELIZ FIN DE SEMANA!!!!

By Sara

* twitter * facebook * pinterest * instagram *




12 s.e.p.t.e.m.b.e.r

12. La idea original era ubicar esta sección la primera semana del mes pero parece que se ha convertido en un pieza tipo comodín y anda bailando la pobre de un lugar a otro un poco desorientada. Podría deciros que ya ha encontrado un poco su sitio y digo podría porque seguro que llega algún post que me parezca un poco más importante y que la haga cambiar de día.
Septiembre ha sido un mes largo y duro, no por nada en especial realmente duro, sino porque toca la vuelta de las vacas y el fin del verano, los días más cortos…ésto último me suele poner bastante triste subir de una súper entretenida tarde de columpios a casa mientras ves que las farolas están ya encendidas. Todavía no tengo muy puesto el chip te tardes de domingo, manta y magdalenas mientras la lluvia repiquetea contra la ventana, debe de ser porque estos dos últimos invierno han sido tan largos que ahora mismo no consigo encontrarle en punto romántico al fin del verano.
Hay que decir que septiembre ha sido fructífero -esta palabra siempre se puede mejorar- y TCV no ha parado de trabajar encontrando siempre un ratito para el ocio, el disfrute y la inspiración.
Me gusta la monotonía de este mes. Volver al pueblo para recoger los frutos de la huerta, dicho así suena genial, pero no vayáis a pensar que estas manitas tocan una azada… es posible que algún día me toque pero por ahora tengo el privilegio de colocarlo directamente en la nevera. 
No sólo hemos llenado la despensa con los frutos de la huerta sino que también hemos abierto la puerta y hemos cargado la bodega.




Y terminar el mes caminando por el monte en busca de los instintos animales, esos que a todos nos hacen bajar la guardia y que permiten el espectáculo único de la berrea. Que por cierto, un año más se ha convertido en un bonito paseo por la montaña y unas bonitas fotos como la que os dejo, tomada en la Montaña Palentina, concretamente en la Ruta de los Pantanos, con el Espigüete el fondo. Pero de ciervos en celo y luchas por la hembra nada.




Y de vez en cuando hay que dedicarle en tiempo al chico de la casa, por lo que nos hemos desplazado hasta La France a una concentración Volkswagen, de la que yo he vuelto con ganas de llevarme una de estas para casa y así darle a nuestros findes de semana un toque trotamundos.


imágenes TCV

By Sara

* twitter * facebook * pinterest * instagram *




Receta para no cocineros

Ya sabemos todos que lo normal es que vivamos a tope y sin tiempo para nada, trabajo, familia, las cosas de casa… son rutinas diarias que ocupan todo nuestro tiempo y cada día más y más descuidamos nuestra alimentación, nos fijamos en modelos como el americano, inglés cuyas rutinas alimenticias dejan bastante que desear.
No pretendo pegaros una chapa sobre la dieta mediterránea que no soy una experta, nuestros martes de receta están enfocados a ti que te mola la decoración y el diseño pero que no te sabes freír ni un huevo -que si que los hay, y muchos- tirar de fritangas y congelados ayuda pero no nos engañemos esto no ayuda mucho por eso las recetas que suelo traer, esas fáciles fáciles, CLICK, en las que tranquilamente podéis usar esa salsa de bote, os van a llevar poco más de 30 minutos de vuestro tiempo realizar.
Vamos a olvidarnos de recetas de platos elaborados, esos los dejamos para el domingo cuando vayáis a comer a casa de mamá -además volvéis con las sobras en el taper- y ni mucho la repostería creativa tartas de fondant, cup cakes de purpurina…eso si un buen bizcocho el domingo por la tarde para desayunar casero toda la semana.
Y dicho esto, seguro que a la mayoría os suena eso de ratatouille, seguro no tanto por la receta como por la película de animación que se estrenó hace unos 5 años. Pues no necesitas ser un pequeño ratoncito parlanchín para hacerla, ni un experto cocinero.
¿Tienes horno? Seguro, pues todo lo demás no importa -me refiero a que no sepas freír ni un huevo-.
INGREDIENTES (para dos personas)
1 berenjena
1 calabacín grande
1 pimiento verde
1 pimiento rojo
1 tomate grande
unos cherrys
albahaca, tomillo, romero
queso
sal
pimienta
aceite de oliva virgen

Que no estoy loca, que son un motón de cosas, sí, pero sólo necesitas un poco de paciencia para cortar toda la verdura en rodajas finas.
Pon a calentar el horno a 180º calor arriba y abajo y mientras vas intercalando tus verduras y el queso, no hace falta que el plato te quede en plan vistoso, igual te resulta más sencillo colocarlas en plan lasagna hasta que hayas rellenado toda la fuente.




Por último salpimenta, añade las especias y chorro de aceite de oliva virgen. Horneamos durante unos 40 minutos si vemos que se nos tuesta mucho y no ha cocinado TRUCO, tapa con papel de aluminio -esto os vale para cualquier plato en el horno-. Yo al final le he incorporado por encima un queso tipo torta del casar pero puede ser cualquier otro, mientras que el que he usado para meter con la verdura ha sido mozarella.




¡¡A ver quién es el guapo que me dice que esta receta no es fácil y sano!! A la tartera y directo a la ofi y encima se cocina mientras lees tu libro favorito…o cualquier maravillosa entrada de este precioso blog!!!

By Sara

* twitter * facebook * pinterest * instagram *




Plan Macro, bichos

 

Miércoles y hoy terminamos el calendario de publicaciones de una semana atípica. Tres días de publicación semanales condensados en los primer os días de la semana y es que a ser posible me gusta publicar el los días marcados por las anfitrionas que hemos visitado estos días. Hoy el tema va de macro CLICK ¡¡por fin!! y es que Verónica, tengo morriña semanal, jeje, pero a todo se hace una y seguro que a la tercera va la vencida.
Vamos tirando de macros veraniegas. Vivir de este tipo de pasado, la verdad que no me importa.
Un día me dio por sentarme a lado de las flores y pasar el rato sacando fotos así me encontré con estas trabajadoras avispas que trabajaban arduamente mientras yo vagueaba sentada en la silla.

He de confesar que no soy nada amiga de los bichos. Si son de suelo, de manera que los tengo controlados y cada uno en su sitio pasa pero como tengan alas… eso ya es otra cosa…


Ya de paso os muestro algunos otros ejemplares que se han colado en alguna ocasión en mi objetivo.

Con estas fotos participo en el #PlanMacro.



By Sara

* twitter * facebook * pinterest * instagram *

El reto pinterest, tapiz

 
El martes de recetas lo vamos a cambiar por un martes de experimento o más bien martes de reto, el #elretopinterest. Por fin me he decidido a apuntarme a esta divertida iniciativa que además encaja a la perfección en un blog de contenido propio como este y con la visión que tengo sobre la decoración de la casa. La mejor forma de encontrar formas nuevas y detalles para la decoración de la casa, es, muchas veces experimentando una misma primero.
Si bien es cierto que me he unido al reto en uno que, por lo menos a mí, me parece especialmente complicado -podía haber aprovechado la anterior convocatoria, le de la alfombrilla para el ratón, más facilito-
Para los novatos como yo os explico en que consiste el reto pinterest. Es sencillo, desde el blog Scarlata y el señor Don Gato cada mes nos propone un reto para cuya inspiración nos basaremos en pinterest, a groso modo, lo mejor es que hagáis CLICK para leer bien en que consiste todo esto.

Me he animado porque estoy soy súper fan de este tipo de tapices cada día se ven con más frecuencia decorando la paredes de la casa dándole ese toque noretnic que tanto me gusta.
Como esto ha sido una pequeña iniciación he fabricado el telar de cartón -seguro que con uno en condiciones se pueden hacer maravillas porque en sí la técnica es fácil fácil.




Puedes mezclar además todo tipo de materiales, en esta prueba he optado por usar trapillo y cuerda de algodón y lo podéis adornar hasta con abalorios, en este último punto el #elretopinterest se me complicaba un poco.



Por último para darle el toque final del palito, que tanto me mola me llevé a Naia de ayudanta que además encontró el palo perfecto.
Espero que os guste mi primer #elretopinterest que coincide con mi primer tapiz y si encima queréis ver más tapices molones tenéis dos opciones pasaros por pinterest o hacer CLICK.


By Sara

* twitter * facebook * pinterest * instagram *




Hoy Compartimos, cosas cotidianas

Un lunes cotidiano, otro lunes más. Suena el despertador y lo apagas con un poco más de pereza de lo habitual, es normal es lunes.

Ya sabéis que no suelo publicar los lunes -lo hago martes, miércoles y viernes- pero esta semana no quiero faltar a tres citas muy especiales. Empezamos hoy tras nuestro descanso veraniega con Hoy Compartimos, CLICK, ¿qué compartimos? cosas cotidianas. Mañana martes nos uniremos al #retopinterest, CLICK para más info y por último el martes empezaremos octubre acudiendo a nuestro recién estrenado Plan Macro mensual, CLICK, Upps vaya ya os lo he contado, pocas sorpresas esta semana ya.
Empezamos con lo que hoy nos toca, ¿cuál es nuestra rutina habitual? Levantarse, desayuno, ducha, correr -yo no corro porque una vez me dijeron que correr es de cobardes…-niños, colegio, trabajo, beber agua, comer la manzana, cocinar, lavadoras, meriendas cenas….

Nuestras vidas completamente diferentes seguro que tienen un motón de cosas cotidianas en común, pero no todas representan por igual lo que somos, así que para el post de hoy me he decidido por representar de alguna forma lo que ahora mismo representa mi vida y es que en TCV se está cociendo algo. Mi casa se ha convertido en un medio taller, eso no os lo voy a mostrar, ya que es un poco desastre.




Últimamente mis días corren un poco entre el teclado del ordenador y la mesa del comedor recién reconvertida en mesa de trabajo llena de pinceles y pinturas. Pinceles, esos objetos que se han convertido en una extensión de mi mano. Pintar con un poco de música y soledad hasta se puede transformar en algo relajante. Para mis fotos me he decidido por el orden y no por el desastre.


Si quieres descubrir más cosas cotidianas pásate por el blog de Hoy Compartimos.
Feliz semana!!!
imágenes TCV
nota adjunta final, para los muy observadores, la foto en la que se ven los pompones está tomada junto a la ventana en la habitación de Naia, abajo, a la izquierda se aprecia el letrero que se ve desde la ventana de Maison de Monde, que sí, me lo están montando en frente de casa y no, aunque lo parezca no es una marca de agua ni nada por el estilo, es un letrero!!!

By Sara

* twitter * facebook * pinterest * instagram *




Una mesa, pintar y lijar, pintar y lijar

Esta semana hemos despedido una mesa que ha llegado felizmente hasta el cliente – estamos trabajando en la decoración de su casa así que últimamente casi todos los trabajos son para ella-.
Esta última estaba bastante hecha polvo por lo que hemos tenido que tirar un poco de masilla en algunas zonas, aparte de encontrarme con ese dichoso barniz que deja un tono rojizo en la madera y que en la base de la bandeja, a pesar de capas y capas de decapante no conseguí quitar. Por lo que la parte de arriba que va suelta y se puede usar a modo de bandeja la dejé sin lijar, salvo en las esquinas y el resto después de dar una mano de chalk paintCLICK para saber cómo la hago- toco lijar y lijar, hasta dejar que volviese a salir la madera, claro está excepto en la zonas donde había puesto masilla.
La parte baja llevaba una moldura en la cual encajaba la parte superior, en un principio pensé en sustituirla, pero llegando a la conclusión de que estaba tan estropeada por algo…decidí no ponerla. Mucho más práctico además para luego poder usar la mesa sin la bandeja.
Lo que no puedo pasar sin contaros es la anécdota de las fotos. Ya que parece que me empeño en buscar escenarios diferentes… aproveché que estaban cosechando en el pueblo y la Era estaba con los montones de cebada. Allá me fui cámara y mesa en mano para sacar algunas de las fotos que veis. En fin, que en el pueblo voy a acabar siento la rarita de la cámara, ya que por mucho que expliqué el fin de las imágenes al agricultor que me vio sacando fotos a una mesa junto sus montones de cebada no le encontró mucho sentido al conjunto.



FELIZ FIN DE SEMANA!!!!

By Sara

* twitter * facebook * pinterest * instagram *




Un trocito de cielo

Aunque oficialmente ya estemos en otoño seguimos rememorando nuestros días de vacaciones pasadas, esas que sólo tardarán unos 335 días en volver. Este año hemos ido al Algarve, un trocito de cielo en la tierra, de playas maravillosas, kilómetros y kilómetros defina arena, y depende del tiempo y viento que te llena de arena hasta dónde no te puedes ni imaginar y lo que no puede faltar, aguas del Atlántico, que decir frías, es poco -teniendo en cuenta que soy del norte-
Podría decir que es la tierra de la luz y del placer, ya que te puedes sentar tranquilamente en una terraza a ver caer el sol, sin miedo a que te saquen un ojo de la cara.
Nos hemos alojado en Ferragudo, un pueblecito pesquero cerca de Portimao, huyendo un poco de la masificación del turismo y de las grandes ciudades, partiendo de la base que en un lugar tan turístico como es el Algarve es difícil huir de uno mismo, teniendo en cuenta que nosotros eramos los propios veraneantes.

Ninguno de sus rincones tiene desperdicio, desde la frontera hasta Sagres. La verdad es que la zona de Faro, es un poco más industrial, las playas más de ciudad pero si quieres esta, te la puedes saltar e ir a buscar la infinidad de calitas que plagan su costa y que hay que molestarse en rebuscar un poco.


He de confesar que la elección de destino playero ha sido un completo fracaso ya que Naia nos ha sorprendido con un miedo atroz al agua, por lo que ni piscina, ni playa, ni nada.


imágenes TCV


By Sara

* twitter * facebook * pinterest * instagram *

Helado de moras

Hoy estrenamos diseño, receta y estación. Ya sabéis que de vez en cuando me gusta cambiar un poco la imagen del blog y adaptarlo a la nueva temporada, estar en constante desarrollo y crear cosas nuevas, es una de mis aficiones favoritas. Y pensar que hasta hace poco para mí la palabra gadget era uno de los utensilios que usaba el Inspector Gadget…del tema de programación todavía cojeo bastante, la verdad, tampoco me animo a ponerme a ello, los cambios en mi platilla de Blogger, lo son en la medida de los posible.
También estrenamos receta o más bien trasto de esos que abultan un motón y que no sabes dónde guardar, la heladera del Lild, seguro que muchos ya la conocéis, y la verdad es una de esas cosas baratas que funcionan, jeje claro que no he probado una de las buenas, entonces igual decía ¡¡a la m…..!!! La verdad es que mi experiencia con el helado hecho a mano no ha sido muy buena -comparada con esta- CLICK, también hay estrepitosos fracasos como el helado que no quiso ser helado y se convirtió en ésto, CLICK. El de hoy es un resultado de los buenos y como os digo, con la heladera, súrper sencillo de hacer.
Lo primero que vamos a necesitar es un ingrediente imprescindible, azúcar invertido, podemos sustituirlo por miel aunque no es lo mismo, es dejo el enlace a una receta, CLICK.

INGREDIENTES:

100gr  mermelada de mora
100gr de leche condensada
200gr de nata montada
limón
3 cucharadas de azúcar invertido

Mezclamos la leche condensada con la mermelada, exprimimos medio limón e incorporamos la nata montada y el azúcar. Metemos todo una hora al frigorífico para que enfrie. Una vez la mezcla esta bien fría dejaremos que la máquina haga su trabajo.




La del Lild hay que meter el recipiente un día antes en el congelador montamos el cacharo y ponemos unos 45 minutos a girar -seguir las instrucciones del fabricante- pasado este tiempo se supone que ya estaría listo, mi experiencia es que os vais a encontrar una masa cremosa, ya sólo queda meterla al congelador para que termine de coger la textura de un helado cremoso.



Sácalo de la nevera un ratito antes de consumir y listo, que entramos en otoño pero eso no significa que tengamos que olvidarnos del helado.



imágenes TCV

Qué disfrutéis de vuestro otoño!!!!


By Sara

* twitter * facebook * pinterest * instagram *