Entradas

Tarta de queso invertida

¿Qué levante la mano la que quiera una receta de esas de chuparse los dedos? La tarta de queso invertida de hoy tiene tan poca dificultad que bien podríamos ponerla con el ultimo post de recetas para hacer con niños. Aunque claro está, la de hoy no es tan sana como las del otro día.

Seguramente que más de una vez os ha pasado que a pesar de seguir una receta punto por punto el resultado no ha sido el deseado. Y es que hay algunas recetas que requieren algún que otro truco y esta es una de ellas.  Como yo ya he pasado por esa fase te voy a ahorrar el hecho de llegar al punto de comerla y no llevarte un chasco. Por esa razón al final del post de voy a dejar esos trucos infalibles.

La tarta de queso invertida, o bueno quizás la receta más normal es la típica de restaurante, de esas que en ocasiones hace que tus ojos hagan chiribitas. Tengo que confesar que hasta ahora no había conseguido hacer una receta de tarta de queso que hiciera ese efecto en mí, hasta hoy.

tarta-de-queso-invertida tarta-de-queso-invertida tarta-de-queso-invertida

TARTA DE QUESO INVERTIDA

Ingredientes:

900 gr de requesón

3 huevos

3 cucharadas de harina

200 gr de azucar glass

150 gr de crema agría

Vainilla

Para decorar:

Toffe o mermelada

Galletas digestivas

Arándanos

Nueces

Preparación:

Lo primero es batir el queso hasta hacerlo cremoso. Después incorpora los huevos y la vainilla y vuelve a batir. Después añade el azúcar glass y por ultimo la harina.

Hornea durante 1h a 160º con el ventilador.

La llamo tarta invertida porque ahora viene la decoración y lo hacemos del revés. Lo normal en este tipo de tartas es hacer una base de galleta y al final ponerle una capa de confitura. A la hora de servir sólo tienes que añadir el toffe o la mermelada y espolvorear la galleta por encima.

Para la galleta he triturado ésta junto con unos arándanos y frutos secos que hacen que el topping quede más crujiente.

Los trucos:

En realidad, sólo hay uno, el horneado. Si te pasas de horno la tarta quedará muy seca y cuajada. Yo he usado un molde de 18 cm, que es un poco más pequeño y más alto. Si usas un tamaño normal con 40 minutos de horneado será suficiente.

Deja también que enfrie y repose antes de sacarla del molde.

 

 

 

Para para torrijas, receta rápida

¿Qué tal van los preparativos de Carnaval? Nosotros este año ha sido muy sencillo así que tengo todo el tiempo del mundo para dedicarle a los dulces típicos de esta época. Por esa razón hoy os traigo pan para  torrijas.

Ya os he contado en veces anteriores que aquí las tostadas es un dulce típico de Carnaval. Hemos visto como hacerlas de dos formas diferentes, la más tradicional, con rebozo de huevo y las tostadas más cremosas que has probado nunca. Para cualquiera de estas dos preparaciones la clave está en un buen pan para torrijas.

En esta época del año puedes encontrarlo de forma habitual en panaderías, supermercados o pastelerías. Pero si eres fan de lo casero o quieras disfrutar de este exquisito postre en cualquier época del año no te pierdas la receta de hoy.

Los expertos en pan dicen que la panificadora es una destroza panes pero a mí me viene de maravilla. Ultimamente la uso mucho para hacer las masas de panes tanto dulces como salados. Dandole la forma, el ultimo levado y el horneado final en el horno convencional.

Desde masas, bechamel para croquetas, arroz con leche. En este caso el proceso completo ya que la forma que le da la panificadora al brioche es perfecta para hacer las tostadas. Si quieres hacer un brioche para el desayuno puedes usar el programa sólo de amasado y cuando finalice puedes hacer diferentes bolas y colocarlas en un molde para un último levado. Por ultimo antes de hornear puedes pintarlo con huevo batido o leche.

pan-para-torrijas pan-para-torrijas pan-para-torrijas pan-para-torrijas

PAN PARA TORRIJAS

Ingredientes

400 gramos de harina de fuerza.
200 ml de leche  templada.
100 gramos de azúcar.
1 huevo batido.
Un sobre de levadura de panadero seca
100 gramos de mantequilla.
1 tsp de sal

Preparación

Batimos el huevo y mezclamos con la sal, el azúcar y la leche, que ha de estar a temperatura ambiente. Ponemos todo en la cubeta de la panificadora, después la harina y por ultimo la levadura. Pones el programa de pan dulce con el peso de 1k y tostado bajo.

Cuando estén todos los ingredientes integrados incorporas la mantequilla en dados y a temperatura ambiente. Dejas que termine el programa y dejas enfriar sobre una rejilla.

Es un pan perfecto para las tostadas o simplemente para tomar con el desayuno con un poco de mermelada por encima. Eso tú eliges.

Tarta de piña

Agárrense señoras y señores porque hoy vienen curvas. Si estás en plena operación bikini mejor no sigas leyendo porque la tarta de piña de hoy va a ser tú perdición. Es una de esas recetas que la mires por donde la mires que no hay forma humana de hacerla light.

Por si no lo sabes la tarta colibrí, que es el verdadero nombre de esta tarta de piña, típicamente norteamericana tiene su origen en Jamaica. La preparación original no lleva zumo de limón. Pero el cocinero Jamie Oliver, del que soy fan total, la versiona de este forma. Puedes optar a no usarlo pero le da un punto de acidez muy bueno que ayuda a mitigar el exceso de dulzor que tiene la tarta de piña. Así que tú verás el grado de adicción al dulce que hay en tu casa.

Para hornear la tarta yo he usado un molde de esos más estrechos y altos por lo que me salía una tarta de tres pisos. El bizcocho es bastante húmedo y para cortar la parte del centro casi se hace migas. Mi consejo es que si como yo no eres una experta repostera uses un molde normal y hagas un pastel de dos pisos cortando en bizcocho en dos.

tarta-de-piñatarta-de-piñatarta-de-piñatarta-de-piña

TARTA DE PIÑA

Ingredientes

Para el bizcocho:

120 g de nueces troceadas

360 g de harina de trigo

1 cdta de bicarbonato sódico

1 cdta de canela

½ cdta de sal

3 huevos

165 g de azúcar moreno

150 g de azúcar blanco

180 ml de aceite tipo arbequina

1 cdta de extracto de vainilla

235 – 250 g aprox. de plátanos bien maduros, triturados

155 – 175 g aprox. de piña en almíbar, cortada en trocitos

Para el frosting de queso crema:

115 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente

225 g de queso en crema bien frío

400 – 450 g de azúcar glas

Ralladura de una lima o limón y el jugo de ésta

Preparación

Para el bizcoccho prepara por un lado la mezcla de ingredientes húmedos, como son los huevos, el plátano y la piña con el aceite.

Por otro, tamizamos la harina y mezclamos con el azúcar, el bicarbonato, la canela…. Cuando esté todo listo incorporamos la parte húmeda a la seca poco a poco y vamos integrando poco a poco. La preparación del bizcocho, como ves, es bien sencilla.

Hornea a 180º durante 1h o cuando al pincharlo veas que el palito sale seco. Deja enfriar sobre una rejilla unos 10 minutos y después sácalo del molde. Una vez que haya enfriado por completo puedes partirlo al medio para rellenarlo.

Para el frosting bate con una varillas primero a velocidad media y luego alta hasta que tengas una crema. Añade el queso en crema y sigue batiendo. Por último agrega el jugo un poco al gusto y en función de lo cremoso que quieras el frosting.

Por último  simplemente queda rellenar la tarta con la crema que al llevar el zumo de limón queda mucho más liquida.

 

 

 

 

Por si no lo sabes la tarta colibrí en origen no lleva el zumo de limón. Pero el cocinero Jamie Oliver, del que soy fan total, la versión de este forma. Puedes optar a no usarlo pero le da un punto de acidez muy bueno que ayuda a mitigar el exceso de dulzor que tiene esta tarta. Así que tú verás el grado de adicción al dulce que hay en tu casa.

Mousse de queso mascarpone, las vas a adorar

Vamos a endulzarnos la semana con esta súper receta fácil, mousse de queso mascarpone. Después de una semana corta para muchos, tres días de trabajos. Más cuatro días de fiesta la vuelta a la cruda realidad se hace durilla.

Por esa razón me he reservado esta receta, rica rica, de mousse de queso. O lo que es lo mismo crema de queso, porque si bien es cierto que yo la he hecho con queso mascarpone que es un queso cremoso italiano. Tú puedes hacerlo con cualquier tipo de queso.

Como sugerencia os comento que podeis sustituir el mascarpone por queso en crema, tipo Philadelphia. Para darle el sabor de nuestro queso favorito, por ejemplo un Idiazabal o un manchego rallamos una buena cantidad del queso de nuestra selección y le damos un toque radicalmente diferente, creando una crema de queso dulce y a la vez potente.

mousse-de-queso

mousse-de-queso

mousse-de-queso mousse-de-queso mousse-de-queso mousse-de-queso mousse-de-queso mousse-de-queso mousse-de-queso

MOUSSE DE QUESO

Ingredientes:

500 gr de mascarpone
100 gr de azúcar moreno
2 claras
4 yemas
2 hojas de gelatina neutra
1/2 cucharadita de sal

Elaboración:

 

Empezaré con el truco para que las claras monten a punto de nieve y lo hagan de cine. El quid está en usar claras de huevo viejas. Para ellos separamos las claras el día anterior y las dejamos tapadas a temperatura ambiente durante una noche.
Empezamos blanqueando las yemas con el azúcar para ello batimos el conjunto con la batidora hasta que espese un poco. Incorporamos el queso que hayas elegido y mezclamos con ayuda de la batidora, a velocidad media.
Para montar las claras a punto de nieve, ponemos la sal empezaremos a baja potencia y vamos subiendo cuando vemos que empiezan a montar. Otro de los trucos para saber cuando están las claras montadas es poner el bol baca abajo, no tengas miedo porque si están ya montadas a punto de nieve ¡no se van a caer!!
Mezclamos todo con movimientos envolventes es importante hacerlo así para no romper romper el aire que incorpora el punto de nieve.
Por otro lado pon las hojas de gelatina en agua fría. Cuando se hayan ablandado las escurres bien y pones al fuego con cuidado para deshacerlas. Puedes usar también el micro, con unos segundos es suficiente. Incorpora las gelatina neutra a la mezcla final e intégralo con cuidado.
Déjalo en la nevera unas tres horas para que se enfríe bien, puedes decorarla con un poco de chocolate de chocolate espolvoreado por encima.

Crumble de queso y cerezas

¿Algún vez se os ha acabado la inspiración para hacer una receta? Yo últimamente la tengo un poco seca pero para el dulce siempre hay un hueco. Así que este crumble de queso y cerezas es pura inspiración.

Realmente la receta original que la ví en un programa de TV era con crema pastelera y nata a montones y luego llevaba por encima una especie de crujiente parecido al del crumble. Teniendo en cuenta que me daba bastante pereza meterme con la crema pastelera.

No siempre me sale bien, a veces no engorda lo suficiente o se me pasa. Decidí darle una vuelta y ha acabado siendo la receta de hoy, crumble de queso y cerezas que nada tiene que ver con la original. Que conste que aun sigo con ella en la cabeza e igual en algún momento cae.

Para la fruta, usa lo que quieras. Yo porque las tenía en casa hay que aprovechar la temporada de cerezas, aunque este año están caritas.

crumble-de-queso-y-cerezas

INGREDIENTES

Para la masa

280 gr de harina

200 gr de mantequilla

70 gr de azúcar moreno

1 huevo

1 cdita de extracto de vainilla

1 cda de levadura en polvo

1 pizca de sal

crumble-de-queso-y-cerezas

Para el relleno

Una tarina de queso en crema de 300gr

Sal

1 huevo

1 yogur

100 de cerezas

crumble-de-queso-y-cerezas

ELABORACION

Mezclamos los ingredientes para la masa.  Los secos primero, harina, sal y azúcar. Posteriormente la mantequilla que tendremos temperatura ambiente. El huevo al final. Amasamos con la mano o con ayuda de un tenedor. Colocamos la masa resultante en un molde desmontable y vamos aplastando para crear la base. Guarda un poco de masa desmigada para poner al final.

Bate el yogur junto con el queso en crema. Añade el huevo y mezcla bien. Por último, incorpora las cerezas a las que previamente le habrás quitado la pepita. Echa la mezcla de queso sobre la base y espolvorea por encima lo que te ha sobrado de la masa.

Por último hornea a 180º durante 40 minutos o hasta que veas la tarta ya dorada. Deja enfriar sobre una rejilla antes de desmoldar.

IMAGENES Y ESTILISMO TCV

crumble-de-queso-y-cerezas crumble-de-queso-y-cerezas5 crumble-de-queso-y-cerezas crumble-de-queso-y-cerezas

 

 

Galletas fáciles de mantequilla y fresas

Hoy vamos a endulzarnos el principio de las vacaciones con algo rico. Una receta de galletas de mantequilla, fácil de hacer y que puedes complementar con cualquier ingrediente de temporada. En nuestro caso fresas, pero esta receta admite casi cualquier cosa.

Parece mentira que tengamos que «endulzarnos» las vacaciones, cuando éste se supone que es un momento dulce. Más bien el más dulce del año. Esto lo digo por varias razones. Posiblemente tú no estés de vacaciones pero alguna amiga/o ya estén disfrutando de relax. Mientras de dedican a mandar fotos horriblemente odiosas a tu grupo de WhatsApp o a colgarlas en Facebook o Instagram.

También cave la posibilidad de que tengas hijos y estos estén de vacaciones. Temidas vacaciones escolares que hacen que tengamos que hacer encaje de bolillos para poder seguir con nuestra rutina laboral. Esa maldita rutina que nos impone nuestra vida laboral y que si en la mayoría de los casos, ya es difícil conciliar durante el año, en vacaciones ni te cuento.

galletas de mantequilla

Creo que son razones de peso suficientes para darnos un respiro. Aunque sea a base de antojo culinario. Que, si además es dulce y handmade mucho mejor. Porque de esta forma controlas al cien por cien lo que comes.

Dado que tiempo es precisamente lo que no nos sobra. La receta de hoy es fácil de hacer y lo mejor aún rápida. Tanto que si te descuidas, te pasa lo que a mí y estas galletas de mantequilla acaban un poco más tostadas de lo que deberían.

GALLETAS DE MANTEQUILLA, LA RECETA

INGREDIENTES

300gr de harina
100gr de azúcar avainillado
2 yemas de huevo
100gr de mantequilla
Una pizca de sal
3 fresas maduras

galletas de mantequilla

ELABORACION

Mezclamos el azúcar con los huevos con ayuda de la batidora. Incorporamos la harina y amasamos de forma ligera. Cuando estén todos los ingredientes integrados hacemos un cilindro que envolveremos con papel film y meteremos durante una hora a la nevera. Mientras picamos las fresas, en mi caso. Prueba a usar tu fruta favorita porque esta receta admite cualquiera.

Para darle forma a las galletas cortamos el cilindro en discos finos, como de medio centímetro. Colocamos uno debajo y sobre el unos trozos de fresa y sobre éstos una tapa de masa, aplastamos y ya está.

Metemos al horno a 180º hasta que veamos que tienen un ligero color dorado.

IMAGENES Y ESTILISMO TCV

galletas de mantequilla

galletas de mantequilla galletas de mantequilla galletas de mantequilla

Napolitanas rellenas de nocilla casera, dos recetas en una

¿Ya era hora no? un poco e dulce para el cuerpo que a los más golosos os tengo un pelín abandonados. Por eso hoy traigo una, estas napolitanas de nocilla. Un placer para los sentidos, al alcance de la mayoría. Además en un tiempo récord.

Ya sabes que desde que hago la nocilla en casa. Esta se ha convertido en una merienda habitual para los peques. Hasta Bruno la come, cosa que Naia no hizo hasta que llegó a su primer cumpleaños. Ten en cuenta que la receta se basa en chocolate y avellanas. Ambos ingredientes con propiedades muy beneficiosas para el correcto desarrollo de los peques.

napolitanas-de-nocilla

Tengo que confesar que soy un poco maniática con este tema. Naia me está constantemente diciendo que porque en casa no tenemos galletas de chocolate, Oreos y cosas de esas que suelen llevar los niños de forma habitual al recreo. Procuro que lleven una dieta lo más «natural» posible. Sin llegar a ser una talibana con este tema.

Con la nocilla hemos ido mejorando con el tiempo. De hecho la receta que hago ahora tiene algunos cambios con respecto a la primera que hice y que os deje en el blog. Queda mucho con una textura mucho más cremosa que la inicial y está buenísima también. He dejado una actualización en forma de vídeo que puedes ver en cualquier momento desde mi perfil de Instagram.

Te dejo con la receta de napolitanas de nocilla y el final del post algún conejillo que espero que te sirva.

napolitanas-de-nocilla

INGREDIENTES

Una plancha de hojaldre comprado

Nocilla

Huevo batido

Birutas de chocolate

napolitanas-de-nocilla

ELABORACION

Vas a tardar 10 minutos en preparalas. El hojaldre lo comprar ya hecho, preferiblemente en rectangular. Abres la plancha la cortas en 3 partes rectangulares como ves en la imagen. Pones en cada una unas 4 cucharadas de nocilla. Cierras de forma que el extremo quede abajo para que no se abra. Pintas con el huevo batido y espolvoreas el chocolate o azúcar glas por encima.

Precalienta el horno con el aire y calor arriba y abajo, hasta los 200º o la temperatura que te indique el fabricante del hojaldre. Hornea unos 10 minutos o hasta que veas que se ha dorado. Una vez hecho deja enfriar en un rejilla para que no se queden blandas.

napolitanas-de-nocilla

Consejos

Puedes hacer cualquier tipo de relleno en vez de napolitanas de nocilla. Desde salado queso, sobrasada… hasta dulce

Si usas un molde rígido, como un baso por ejemplo. Puedes hornear sólo el hojaldre para luego rellenarlo de nata.

Usa la masa recién sacada de la nevera para que sea más manejable.

Usa hojaldre casero, pero entonces no estarías aquí, leyendo mi receta, si sabes hacer hojaldre casero estás bastante por encima de mí.

FOTOS Y ESTILISMO TCV

napolitanas-de-nocilla napolitanas-de-nocilla

 

Torrijas cremosas, como las del restaurante

Os puedo asegurar que las torrijas cremosas que os traigo hoy son lo más sin lugar a dudas. Estoy segura de que más de una vez has ido a comer fuera y de postre has pedido torrijas o tostadas que llamamos aquí y literalmente has tenido una experiencia religiosa.

A partir de hoy no vas a necesitar comerlas en un restaurante, las podrás hacer en casa sin ninguna dificultad. Todos gracias a la receta de torrijas cremosas que te traigo hoy.

Hace ya un tiempo que compartí contigo la receta de las torrijas tradicionales. La verdad que la receta de hoy es muy similar. La única diferencia son los tres secretos, o no, claves para que queden cremosas y ligeras. El pan, los ingredientes, el remate final.

receta-de-torrijas-cremosas

¿Qué pan escojo para hacer las torrijas?

Tiene que ser un pan tipo brioche. Puedes hacerlo tú en casa o comprarlo ya hecho. La marca Pasquier de venta en grandes superficies tiene uno tipo industrial que está muy bien, también puedes sustituirlo por panes de leche.

Ten en cuenta que el broche es un pan realizado con una base de mantequilla. Yo tengo pendiente hacerlo en la pacificadora pero cuando lo haga o lo cuento seguro.

Retira la mayor parte de la corteza para que la costra no quede muy dura.

El elemento estrella de la mezcla es la nata. Este ingrediente va a dar el punto para que tus torrijas queden cremosas.

receta-de-torrijas-cremosas

Y por último el truco final es en vez de rebozarlas, hacerlas a la plancha. Así que si estas listo para ponerte a trabajar en tu cocina, sigue leyendo.

INGREDIENTES:

Pan de tostadas

1,5 de leche entera

500, ml de nata

10 cucharadas soperas de azúcar

Una pizca de sal

La corteza de un limón

La corteza de una naranja

2 ramas de canela

Mantequilla y azúcar para freír

receta-de-torrijas-cremosas

ELABORACION:

Cocemos todos los ingredientes hasta que hiervan y dejamos que infusione unos trece minutos. Esto es dejar cocinar durante ese tiempo a fuego bajo. El azúcar mejor al final.

Mientras, cocinas la leche cortamos los panes en trozos de unos 4 cm. Deja templar la leche y remoja el pan. Tienes que tenerlo a remojo unas horas.

Ahora viene el truco final. Lo normal es pasar el pan por huevo y freír, aquí es donde esta receta marca la diferencia. En una sartén anti adherente pon mantequilla y cuando se haya derretido espolvorea azúcar. Haz la torrija a fuego alto, sellando bien la misma por cada lado. El resultado es mucho más ligero que la típica tostada y os va a encantar.

IMAGENES Y ESTILISMO TCV

receta-de-torrijas-cremosas receta-de-torrijas-cremosas

Tiramisú, receta fácil

Tiramisú, receta fácil
La verdad que es un titular in poco tonto para una receta de tiramisú. No es que traiga una receta especialmente fácil de tiramisú, realmente este postre en sí es muy sencillo de realizar, de igual la preparación que uses.
He pensado que es la receta ideal para traeros en unas semanas tan duras como son las del mes de septiembre. La vuelta al cole de la que os hablaba la semana pasada. El final de las vacaciones, particularmente duro, septiembre es, en general, desde mi punto de vista, más difícil aún que la llamada cuesta de enero.
Tiramisú, receta fácil
Así que una buena forma de alegrar nuestros días es, permitiéndonos algún antojo, que sobretodo, nos llene el alma y no nos suponga en esfuerzo económico, bastante tenemos ya con la cuesta de septiembre.
El tiramisú tiene, entre los más golosos, detractores y muchos fans. De hecho en mi casa, hay de todo. Lo que sí que es un acierto seguro, es el relleno. Si no te va mucho el tema del café tienes que probar a hacer un postre de cuchara, como una especie de crema o algo así, solamente con el relleno.
INGREDIENTES:
500 gr de mascarpone
100 gr de azúcar
2 claras
4 yemas
24 bizcochos
100ml de café
Cacao en polvo
Café en polvo
Una pizca de sal
Tiramisú, receta fácil
ELABORACIÓN:
Lo primero que haremos será emborrachar los bizcochos con el café. Esto un poco al gusto. Personalmente a mí no me gustan muy empapadas este tipo de preparaciones, así que me los he ido pincelando un poco con el líquido.
Colocamos una primera capa de bizcocho en una fuente rectangular y empapamos al gusto con el café.
Por otro lado batimos las yemas junto con el azúcar y la sal hasta que espumen un poco. Incorporamos el queso mascarpone y mezclamos con ayuda de la batidora, a velocidad media.
Montamos las claras a punto de nieve. Para esto tuve ayuda, con la batidora de una sola velocidad no motón, así que lo hicimos a la antigua usanza, a mano. Y digo lo hicimos porque me ayudó las motón mi suegra.
Tiramisú, receta fácil
Mezclamos con el resto con movimientos envolventes. Cuando usamos claras a punto de nieve este gesto es importante ya que si las batimos el conjunto pierde la esponjosidad que le aportan las claras.
Ponemos una capa de crema sobre los bizcochos y después espolvoreamos con el cacao y el café. Ponemos otra capa y repetimos la operación.
Mete el tiramisú por lo menos 3 horas de nevera pero si lo haces de un día para otro mejor.

FOTOS Y ESTILISMO TCV
Tiramisú, receta fácil Tiramisú, receta fácil Tiramisú, receta fácil Tiramisú, receta fácil

Tarta helada de nata y galletas

Tarta helada de nata y galletas

Qué levante la mano el que quiera algo dulce para esta semana ¿os parece bien una tarta helada? Ya veo que estáis todos de acuerdo y encima, si es fácil de hacer, mejor.

No sé vosotros pero yo no tengo mucho tiempo ahora para andar metida en la cocina. Resulta que, yo por lo menos, me paso el año pensando en cuándo llegarán en estos meses del año y cuando ya están aquí, son un estrés.

Se podría escribir un libro sobre cómo superar las vacaciones de los niños y no morir en el intento.

Soy de esas personas que algunos llaman «afortunadas» que trabaja desde casa. Os diré que es muy difícil crear tu espacio de trabajo en casa.

Si hay niños por medio es imposible, crear tu hueco. Intentar trabajar mientras ellos duermen peor aún. Sólo consigues perder sueño si lo haces por la noche y si te decides a madrugar seguramente acabes disfrutando de la compañía de tus hijos desde las 7 de la mañana. Lo cual acaba con la paciencia de cualquiera.

Tarta helada de nata y galletas

Así si os digo por experiencia que dedicarle además tiempo a cocinar resulta muy difícil. Es por eso que la tarta de hoy, os aseguro que es muy muy sencilla y rápida de hacer.

Si no te gusta la nata y el chocolate no hace falta que sigas leyendo, o sí. La verdad es que está receta admite casi de todo. Por lo que puedes probar alguna combinación que se adapte más a tus gustos.

Claro está que si tampoco te gusta la galleta decididamente mejor te pasa a alguna de nuestras ensaladas.

Tarta helada de nata y galletas

INGREDIENTES:

300 ml de nata para montar
Azúcar, al gusto para endulzar la nata
Un paquete de galletas María
1/2 vaso de leche

Para la cobertura

125 gr de chocolate de cobertura
100 ml de nata para montar
Una nuez de mantequilla
Para decorar una galleta triturada tipo digestive

Tarta helada de nata y galletas

ELABORACIÓN

Montamos la nata con ayuda de la batidora y dejamos que enfríe bien en la nevera. Para montar la tarta yo me arreglo mejor con un molde.

La galleta hay que mojarla un poco en leche. Vuelta y vuelta lo justo para que coja algo de leche sin llegar a empapar ya que en este caso quedan demasiado blandas y no se pueden manejar.

LLenamos el molde con la nata y colocamos las galletas dejando un poco de nata entre galleta y galleta. Así hasta completarlo.

Ponemos unas horas al congelador.

Tarta helada de nata y galletas
Tarta helada de nata y galletas
Tarta helada de nata y galletas

La cobertura la podemos hacer al baño maría, yo, por comodidad uso el microondas. Pongo el chocolate en trozos en un bol y lo meto a calentar. De vez en cuando lo paro y le doy vueltas. Una vez que veamos que el chocolate empieza a licuarse, ya lo tenemos. Lo sacamos y ponemos la mantequilla que le aportará brillo a la cobertura.

Mientras, hervimos la nata que luego incorporaremos al resto de chocolate.

Es importante dejar enfriar un poco el chocolate para que al ponerlo sobre la tarta helada, ésta no se descongele.

Para decorar la tarta he usado galletas Digestive trituradas, además de darle un toque te ayuda a cubrir las imperfecciones de la cobertura. En la original ha usado almendras picadas, así que lo que más te guste.

IMÁGENES Y ESTILISMO TCV
Tarta helada de nata y galletasTarta helada de nata y galletasTarta helada de nata y galletas