ARROZ PARA SALIR 2ª PARTE

Hace
unas semanas comencé con la primera parte de esta receta. Hoy vamos a rematar.
Supongo que a estas alturas os habréis comido ya los txipis en su tinta, pues sintiéndolo
mucho tendréis  que volver a empezar. Yo
espero, bueno, en realidad mientras cuecen vuestros calamares vais preparando
los ingredientes.
INGREDIENTES:
1        cazo de arroz por persona
doble
de agua que de arroz
alioli
queso
idiazabal rallado
Ponemos
a cocer el arroz unos 15 minutos, tener en cuenta vuestros respectivos fuegos
tiene que quedar un pelín duro, al dente. Una vez terminada la cocción pasar por agua para
enfriar y reservar.

 PARA
EL ALI OLI:
 Aquí
tenemos dos opciones. Una machacar ajo y mezclarlo con mahonesa y la que verdaderamente da un alioli en condiciones.
Con
un tarro de boca ancha para que entre bien el brazo de la batidora cascamos un
huevo, añadimos un diente de ajo(al gusto) al que le habremos quitado el germen
para que no repita y sal.

Sin mover la batidora comenzamos a batir a velocidad
media y vamos añadiendo el aceite en un chorro fino, una vez que comienza a
emulsionar empezamos a mover la batidora para darle más cuerpo al alioli.

En
este punto ya tenemos todos los ingredientes para nuestro risotto. Por un la
lado el arroz, los txipis con la salsa y el alioli. Ahora colgamos el delantal,
nos damos una ducha y nos vamos de potes que es domingo y ¡¡ya es primavera!! aunque
nadie lo diría si miro por la ventana.
De
vuelta en casa mezclamos los calamares con el arroz y dejamos cocer unos 10
minutos mientras damos vueltas.

Incorporados el alioli, no mucho, solo hay que
darle un toque, el queso y listo.

 Aquí
os dejo la receta original.
Estos
días de vacaciones espero que tengáis un rato para probar la receta, ya me
contareis. Pasar unas buenas vacaciones y nos vemos dentro de unos días.

MADERA

La verdad es que hoy que os
traigo una entrada un poco… digamos poco entretenida, doy por hecho que lo que
hasta ahora os traigo os parece mínimamente interesante.Quiero hablaros de un montón
de cosas y antes de empezar con ellas creo oportuno contaros un poco sobre
materias primas. Vamos que voy a hablaros de muebles y antes de todo es
importante que sepáis un poco de que están hechos. Muchos de vosotros ya lo
sabéis pero he de pensar en los que no tenéis mucha idea de por dónde os movéis
cuando vais a comprar un mueble.
No voy a complicaros con definiciones
y cosas muy técnicas. A pesar de los cambios surgidos con los años la base de
los muebles sigue siendo la misma que hace 100, 200 no, más desde que  se creó el primer mueble, la
madera
. Los diseños hoy en día son efímeros, los muebles también. Ya no
buscamos una mesa para toda la vida, ni una cómoda de fina
manufactura que heredaran nuestros hijos. Buscamos diseño, comodidad….y
además bueno, bonito y barato.

Hoy en día es casi imposible
encontrar un mueble de madera macizo y pocos bolsillos que lo puedan pagar.

En general la mayoría de
ellos son de aglomerado.

AGLOMERADO:

El aglomerado es una masa
compacta formada a partir de finas virutas de madera, prensadas y
encoladas a presión. Luego se prensan dentro
de moldes, hasta conseguir un producto compacto y de un grosor determinado. Son
materiales estables y de consistencia uniforme y tienen superficies lisas.

Se fabrican
distintos tipos de aglomerados en función del tamaño de las partículas
empleadas, de su distribución por todo el tablero, así como por el adhesivo
empleado para su unión.
Existen principalmente tres tipos de aglomerados: sin cubrir, plastificado y
chapado sintético, lo que siempre se ha llamado melamina, o en madera.
En este punto
nos encontramos diferentes calidades, los hay más compactos y otros que por así
el prensado es más suave y las partículas de madera están menos prietas.

Aquí es donde
ya podemos empezar a encontrar las diferencias a la hora de elegir el mueble.
Los exteriores y los diseños pueden parecer similares pero la calidad de este
material marcará la diferencia en el resultado final.


DM O MDF:

Un tablero DM
es un aglomerado elaborado con fibras de madera  aglutinadas con resinas sintéticas mediante
fuerte presión y calor, en seco, hasta alcanzar una densidad media.Principalmente se
elabora con viruta o serrín fino de pino tipo radiata o maderas
similares.En este caso se le
pueden dar propiedades hidrófugas o ignífugas
Presenta una estructura
uniforme y homogénea. Tiene una textura fina que permite que sus dos caras y
sus cantos tengan un acabado perfecto lo que hace que tenga una superficie
perfecta para el lacado. Se trabaja prácticamente igual que la madera maciza.
Se puede revestir al igual que el aglomerado con chapa sintética o natural.
El uso de este
material permite crear muebles de mayor calidad, con un mejor acabado que en
aglomerado.
Muchos fabricantes
combinan ambos materiales. DM 
para frentes de cajón, costados, puertas… y aglomerado para otras zonas
menos directas al uso.

Más o menos esto es
lo que necesitáis saber antes de empezar a buscar un mueble y a partir de aquí
me parece bien empezar a hablar de cositas más interesantes (que no más útiles)
y aplicar esto a la decoración de vuestra casa.

BIZCOCHO RURAL DE SABADO TARDE LLUVIOSO

Ya veis el título de la entrada lo dice todo.
El fin de semana pasado estuvimos de visita por el pueblo. Nos hizo malísimo, una lluvia tonta y un viento tan frío que no había manera de estar un rato en la calle. Así pues buscando un entretenimiento el sábado por la tarde me puse a hacer un bizcocho. Aproveche unas cosillas que teníamos que gastar para hacerlo. Las medidas las calculé más o menos a ojo pero el resultado fue satisfactorio, de los que empapan bien la leche.

INGREDIENTES:

200gr           mantequilla
1                  taza de azúcar
4                  huevos
1                  yogur griego
2                  tazas de harina
2                  cucharaditas de royal
1                  chorrito de anís
ralladura de naranja

Tamizamos la harina junto con la levadura. Batimos las claras a punto de nieve con una pizca de sal y parte del azúcar, reservamos.
Batimos la mantequilla que estará a temperatura ambiente junto con el azúcar hasta que blanquee la mezcla.

Añadimos las yemas de huevo, mezclamos. Luego el yogur y la ralladura.

Incorporamos la harina poco a poco hasta que esté bien integrada.

Por último la claras batidas que mezclaremos con movimientos envolventes.
Rápido y sencillo, es importante seguir los pasos para obtener una masa que suba bien y quede esponjosa.
Por último unos 30 minutos a 180º. El tiempo siempre va a depender del horno, casi más importante que mirar el reloj, es mirar lo que hay en el horno y terminar la cocción cuando este horneado. Para comprobar si está hecho introducir una varilla, si sale limpia esta terminado.

¿Qué os parece? No salió vivo del desayuno.

Para postre os ofrezco un postre que no lo es. ¿Os acordáis de las alitas de pollo estilo Sito? La receta la encontrareis aquí.
Para cenar toco pinchos morunos, la inspiración de la receta de la cual os hablo. Con unas buenas brasas y un poco de sidrina asturiana, de rechupete.

UNA MESA DEL PASADO

Esta es una pequeña muestra de como lo que compras un día para salir del paso se puede convertir en algo pasable, personalizado a nuestro gusto e integrado dentro de la decoración de nuestra casa.
Necesitaba una mesa de estudio, sin querer gastar mucho dinero me decidí por esta de Indufex, del modelo Marina, sin tenerlo todavía muy claro le vi otras posibilidades, en pino macizo sabía que podía aceptar cualquier acabado. La compré hace años pero si mal no recuerdo me vino a costar unos 145€.

Es importante no tenerle miedo a experimentar con este tipo de cosas.Para mi lo más engorroso es lijar, sobretodo por el polvo que se hace, en realidad no queremos quitar lo que hay debajo, únicamente lijarlo un poco para que la pintura nueva agarre mejor.
En un principio la laqué en blanco y le cambié los tiradores, así estuvo mucho tiempo (la foto que tenía preparada para enseñaros la he perdido cuando ya había empezado con el decoupage, así que no puedo mostraros la mesa con un simple lacado). Ahora por fin me he decidido por darle otro toque. Con unos papeles de decoupage y un poco de betún de judea este es el resultado.

ARROZ PARA SALIR 1ª PARTE

Me encanta el arroz, en todas sus formas en ensalada, paella,caldoso, a la cubana… pero la verdad es que lo cocino poco ya que me gusta comerlo en su punto. Durante la semana, los horarios te lo impiden y el fin de semana, pues, o sales o cocinas arroz, cocinar y comer pero gracias a mi visita diaria a Robin Food he encontrado la receta perfecta que te permite tener todo preparado con anterioridad y dar el último toque antes de sentarse a la mesa.

ARROZ NEGRO CON ALI OLI

He decidido plantear la receta en dos partes, ya que la base del arroz son chipirones en su tinta y creo que esta receta se merece una entrada sólo para ella, así que allá vamos.

TXIPIRONES EN SU TINTA. INGREDIENTES:

1kg            txipirones
2                cebollas grandes
1l               de fumet o agua+pastilla
2                pimientos verdes
chocolate
las tintas del txipiron
vino blanco
salsa de tomate

Empezaré por el fumet que es como se denomina al caldo de pescado, puntualizar que en ausencia de éste, válido es un poco de agua y una pastilla. Cuando compro pescado le digo a la pescatera que me guarde la cabeza y la espina, lo que suelo hacer es congelarlo todo, de esta forma sólo tienes que llenar una cazuela con agua, en función de la cantidad de pescado que tengas, sal, un poco de puerro y zanahoria y los restos del pescado. Una vez que comienza a hervir los desespumamos y unos 20 minutos a fuego lento, es fácil y lo puedes ir cociendo mientras picas la verdura.

Rehogamos la verdura unos 20 minutos, tal y como habéis visto en la foto yo he usado cebolla blanca, cebolla roja y chalota porque tenía, con cebolla roja, que viene genial para las salsas es suficiente. Pasado este tiempo añadimos el vino y subimos el fuego unos minutos para que se evapore el alcohol, después incorporamos la salsa de tomate, dejamos cocer unos minutos y por último el caldo, la cantidad a añadir de caldo será un poco a ojo, vamos a hacer una salsa, es preferible rectificar al final, teniendo en cuenta además que los txipis al cocer van a soltar agua. En caso de que el resultado final parezca mas una sopa negra de calamares más que calamares en su tinta, podemos arreglarlo añadiendo pan rallado o rallando patata cocida (tampoco os ralléis con esto).
Incorporamos las tintas que habremos disuelto con un poco del caldo, a mi esta vez me ha quedado más claro de lo que me gusta, ya que lo prefiero negro, negro y eso que tenía congeladas tintas de cuando limpio txipirones para otras cosas pero me quedé corta.
Por último el chocolate, esto es opcional, a mi personalmente me gusta mucho el toque del dulce que no endulza en la cocina en general. Cocemos otros 20 minutos.
Mientras salteamos los txipis a fuego alto. Los mios eran de tamaño medio y los corte en trozos de 3x3cm.

Una vez salteados se añaden a la salsa que ya habremos pasado por el chino o la turmix.
Al saltear los txipis nos habrá quedado una costrilla en la sartén que no hay que desechar, con la sartén caliente añadimos un poco de caldo y recuperamos esa costrilla que añadiremos al conjunto.
Por último dejamos cocer unos 40 o 30 minutos, esto lo va a marcar el txipiron.

Y aquí nos quedamos hasta el próximo día que remataremos la jugada.

UNIENDO AMBIENTES

Hace unas semanas os hable de como reciclar un mueble viejo, aprovecho uno de los detalles que le dimos para introducirnos en el tema de hoy.
¿Os acordáis del espejo que sustituimos por una tela?

Pues retomando el hilo hoy vamos a buscar la forma de conectar zonas que a pesar de estar dentro de la misma estancia no están integradas dentro del conjunto.

Tenemos que hacer una lista con los colores comunes que vemos en la estancia.
Voy a puntualizar sobre esto que a la hora de elegir los tonos principales (pared, colcha, sofá, alfombras…) para una habitación nos decidamos por dos, a lo sumo tres colores y que luego juguemos con sus variaciones cromáticas, de otra manera estaríamos cargando en exceso la estancia, complicándonos además la existencia pera conseguir un aspecto cogedor a nuestros ojos, sea cual sea nuestro estilo.
Dicho esto, entiendo que en este punto tenemos una lista de tres colores, si lo aplicamos a un salón podrían ser el sofá, la pared y la alfombra.
El truco es bastante sencillo; buscaremos una tela que contenga los colores elegidos. Flores, rayas, motivos orientales, sesentera, todo vale, si no estamos muy seguros de la combinación, es mejor que eligamos una tela con motivos poco arriesgados, olvídate del print animal o del motón ideas-ilusiones que has ido cogiendo de las revistas, decántate por algo que te inspire confianza.

Una vez elegida la tela, confeciona unos cojines, un camino de mesa para el comedor, una funda nueva para un revistero de tela, forra un marco… objetos que puedas colocar en la distintas zonas de la estancia y que ahora tendrán el denominador común de la tela que hará que las zonas conecten.

MAGDALENAS ESPONJOSAS

Esta semanita intentaré endulzaros un poco con unas magdalenas que no son verdaderamente muy dulces porque mi repostería suele pecar de eso pero si muy muy esponjosas, de las que en cuanto tocan la leche absorven todo lo que su tamaño permite. Esta es mi primera receta de magdalenas la que más me gusta y así la pasé a limpio con las cantidades finales.

INGREDIENTES:

4      huevos
1      taza de azúcar
1/2   taza de aceite
1      taza de leche
1      sobre de levadura o gasificante
2      tazas de harina
sal
ralladura de limón

Separar las claras de las yemas y reservar las claras para montar a punto de nieve con una pizca de sal y parte del azúcar.
En un bol se blanquean las yemas con el resto del azúcar y la ralladura del limón, tener en cuenta que antes de rallar el limón hay que lavarlo bien.

Agregamos la leche y después el aceite.

Tamizar la harina y la levadura. Este paso es muy importante en repostería para ayudarnos a que la masa que más esponjosa.

Vamos incorporando poco a poco en 3 o 4 veces y mezclándola bien con el resto de la masa.

Para montar las claras usaremos la varilla de la batidora moviéndola de arriba a abajo para meter aire y que nos ayude a montar mejor, con una pizca de sal. Una vez que va montando añadimos el azúcar que habíamos reservado. Mi relación con las claras a punto de nieve no es muy buena, de hecho la mayoría de  las veces no hay relación porque no montan ni a tiros. Hoy como podéis ver sí.

Mezclamos las claras con el resto de la masa con movimientos envolventes, nunca con la batidora.

Dejar enfriar bien la masa en la nevera unas horas.

Precalentar el horno a 210º.
Introducir las cápsulas dentro de unos moldes para que no se abran por el peso de la masa y nos quede con la forma de la magdalena.
Como veis con esta receta no sale el característico copete de la magdalena, pero son tan esponjosas que no importa.

DIY CORTINAS

Hoy en día tenemos un montón de opciones a la hora de elegir nuestras cortinas. Y animarnos con un diy cortinas es una de ellas. El hecho de poner o no cortinas no es una opción, acaso saldríamos ha una cena con amigos después de una hora delante del espejo para restaurarnos, media tarde eligiendo modelito que igual, hasta nos hemos comprado el día anterior, después de todo esto, ¿acaso saldríamos en zapatillas de andar por casa? Pues traslada esto a tu habitación principal, el salón o la cocina.

Llegados a este punto en el que por más que nos hemos recorrido Ikea, Leroy Merlin… hasta en los chinos tienes ya cortinas hechas. No hay manera porque esa primera cortina que vimos en aquella tienda de confección de cortinas, sí, aquella con una tela exquisita a nuestros ojos, con el color perfecto para nuestra estancia. Aquella que cuando nos dijeron el precio con la confección incluida, eso sí la medición no la cobran, pues casi se nos salen los ojos de las órbitas y entonces decimos un casi imperceptible “ya me lo pensaré”.

Saliste de la tienda con las orejas gachas y sabiendo que ni de lejos te puedes permitir 500€ en las dichosas cortinas. A pesar de eso, no te las quitas de la cabeza, allá por donde vayas y busques nada la igualará.
Hoy os ofrezco ese sustituto que llenara el triste hueco en que se ha convertido tu ventana. Esto va a ser nuestro sucedáneo de las angulas, el colmo de los colmos, nuestras gulillas a lo pobre.

En este diy cortinas vamos a hacer una cortina de riel, simple o doble si quieres hacer también caídas eso, es ya una opción personal.

DIY CORTINA

El riel, junto con los enganches podemos encontrarlo en Ikea, Leroy Merlin o si no tienes acceso a estas superficies, en una tienda de confección de cortinas. Son de medidas standar y luego se pueden cortar a la medida exacta de tu ventana. Los hay que se abren mediante una cuerda o manuales.

La opción a colocar puede ser para una sola cortina de extremo a extremo de la ventana o si te gusta más dos cortinas que se juntarán en el centro de la ventana. Muchas veces la forma de la ventana de obliga a decantarte por una u otra opción. Además es posible poner el riel en esquina, para ello hay unas piezas especiales que se adaptan al rincón.

diy cortinas

La tira, existen diferentes tipos de tiras en el mercado y de venta en cualquier mercería.

diy cortinas

La tela, parte importante y que yo no puedo elegir por vosotros. Hay algunas que vienen con lo que se llama plomo, éste será el bajo de nuestra cortina.

como hacer cortinas sin costuras

Lo que vamos a necesitar

diy cortinas

Una vez hemos puesto a remojo la cortina, si es necesario, vamos a hacer los dobladillos con la cinta adhesiva. Evitamos el uso de la máquina de coser. Preparamos el dobladillo con la tira dentro y planchamos con la plancha con vapor quedara pegado, así.

diy cortinas
Una vez tenemos el dobladillo hay que colocar la tira. En este punto, si tienes y sabes usar la máquina de coser posiblemente no necesites nada de esto porque te podrás hacer unas preciosas cortinas sin necesidad de este tutorial. Si ni tienes, ni sabes usar la máquina de coser, puedes optar por llevar la cortina y la tira a una tienda de arreglos de ropa, vienen a cobrar unos 5€ el metro lineal. Este viene a ser más o menos el resultado de la tira fruncida.diy cortinas