Cubo de basura a la vista ¿sí o no?

Hoy en día el reciclaje es algo que nos preocupa a todos y actualmente por suerte en la mayoría de las viviendas llevamos una clasificación de residuos concienzuda. Pero qué hacer con el dichoso cubo de basura es algo que nos lleva de cabeza en la mayoría de los casos.

¿Os habéis dado cuenta d ella cantidad de residuos que se generan al cabo del día? No pretendo enseñarte como debes gestionarlos o separarlos. Seamos claros, para llevar a cabo un reciclaje correcto necesitamos un espacio adecuado donde poder hacerlo. Y lo más importante de todo, hacerlo de forma que nuestro espacio no se llene de basura.

Visto desde el punto de vista decorativo la basura o un cubo de basura es algo digamos, poco estético. ¿Qué tipo de recicladora eres? de la desastre que acumula diferentes bolsas, envases, papeles, orgánica.. y que además va acumulando las botellas de vidrio cerca de la puerta para así tirarlas

cubo-de-basura

Igual eres de las que tiene una cocina en condiciones con espacio suficiente para poder clasificar tus residuos y mantenerlos organizados y bien ocultos hasta su último final en el contenedor. Y otra de las opciones es que andes buscando un bonito cubo de basura para poder llevar a cabo tu tarea de reciclaje y que no desentone con el resto de la estancia.

¿Has llegado a pensar incluso en la posibilidad de sacar tu cubo de basura fuera de su suegra habitual?

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Brabantia (@brabantia) el

Tengo que confesar que yo me encuentro en la primera opción. Soy un poco esa recicladora desastre que necesita la solución definitiva a sus problemas para almacenar y gestionar los residuos que acumulamos en casa. Y hacerlo, además con rollo, con una pieza que quede totalmente integrada en mi cocina nueva.

Y después de esto vamos a intentar responder a la pregunta

¿Cubo de basura a la vista?

El mundo diseño cocina es muy amplio. Tanto como lo son nuestros gustos personales y nuestros espacios. Manías miles entre nosotros, a la cual más sin par. Pero con este hecho en la mano y otro que, en la mayoría de los casos implica importantes decisiones en la decoración de nuestra casa, como es la optimización del espacio. Otra de las preguntas que te hago es ¿vas a  sacrificar un mueble de la cocina para gestionar tu residuos?

cubo-de-basura

Yo creo que no, por lo que la respuesta se va decantando hacia, cubo de basura a la vista, sí.

El siguiente punto sería el hecho de que necesitas algo que coordine y no desentone dentro de tu cocina. Una pieza de diseño, no sólo estéticamente bonita, sino cuyo materiales y diseño te faciliten el día a día. Yo tengo ya fichado un modelo que es el que comparto con vosotros. Como ves en alguna de las fotos mi cocina es blanca, blanca del todo. Son estos pequeños detalles los que van a marcar la diferencia, así que posiblemente me decante por un amarillo ¿qué te parece?

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Brabantia (@brabantia) el

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Brabantia (@brabantia) el

Tarta de moras

Agárrate bien que hoy vienen curvas. Me he liado la manta a la cabeza con esta maravillosa tarta de moras ¡con varios pisos! tenía antojo de hacer una de estas tartas tan vistosas con frosting incluido. Eso sí como no soy golosa en exceso me he decantado por un frosting de queso que te va a encantar.

Tengo claro que no me voy a ganar la vida como repostera. De hecho creo que si quisiera hacerlo, ni portal de empleo, ni curriculum, ni nada. Ya que uno de los secretos del aspecto final de esta tarta de moras, es que no sé dejar ese frosting perfecto de algunas coberturas. Pero todo tiene su picaresca y sino puedes conseguir el liso prefecto, mejor nos decantamos con la onda perfecta ¿no? Así que igual si busco agente comercial  que me consiga trabajo como repostera.

Bueno, bromas a parte, me centro en la receta. Vamos a preparar el clásico Pound Cake, un bizcocho de mantequilla muy inglés. Que luego rellenaremos con nuestro frosting de queso con confitura de mora. Mi consejo es que hagas el bizcocho el día anterior. Así el día “D” sólo tendrás que montar la tarta de moras que es lo que lleva más trabajo.

tarta-de-moras tarta-de-moras tarta-de-moras

TARTA DE MORAS

Ingredientes

Para el bizcocho:

225 grs de harina

225 grs de harina de repostería

450 grs de mantequilla sin sal, fría

450 grs de azúcar

9 huevos L

1 cdta de sal

1 cdta de vainilla

Preparación

Te he dejado la cantidad para un bizcocho. Yo he hecho dos porque quería que fuese a dos alturas. Batimos la mantequilla que ha de estar fría, junto con el azúcar, hasta que nos quede una masa cremosa. Como la mantequilla está fría es posible que a tu batidora le cueste pero no te preocupes que no la vas a quemar.

Bate todos los huevos juntos y los vas añadiendo poco a poco. Incorpora la sal y la vainilla. Para conseguir la harina de repostería mezcla harina normal con unas dos cucharadas de maicena. Tamiza bien y vas echando poco a poco. En este ultimo paso, termina con un mezclado suave con la espátula, esto hará que no le salgan ojos a tu Pound Cake.

Hornea el bizcocho a 160º durante al menos una hora. Cuando esté listo déjalo reposar en una rejilla.

Para el frosting de queso

300gr de mantequilla a temperatura ambiente

300gr de Azúcar glass

300gr de queso en crema

Bate la mantequilla con el azúcar glass. Primero a velocidad media y después sube la velocidad alta durante unos cuatro minutos. Incorpora el queso en frío y bate hasta que quede todo integrado y cremoso.

Para cambiar el color he usado una mezcla de tinte magenta y cian, además de añadirle mermelada de mora.

Montaje de la tarta

Parte el bizcocho para rellenarlo por dentro. Yo he usado el frosting y mermelada. Un truco es dejar la parte abombada hacia dentro.

Como os he dicho antes, el exterior es bastante difícil de hacer si quieres dejarlo liso, en plan experto. Lo primero que tienes de hacer es darle una capa muy fina para evitar las miguitas que suelta el bizcocho. Introdúcelo en la nevera una media hora para que el frosting enfríe y sea más manejable.

Ahora, toca darle una buena capa y volver a enfriar. En la ultima capa es cuando le damos forma. Como te digo dejar la superficie lisa es complicado, yo he optado por hacer unos remolinos decorativos con ayuda de una cuchara.

tarta-de-moras tarta-de-moras

Todo lo que necesitas saber para elegir y poner papel pintado con éxito, incluye vídeo

Hace unas semanas os pedía ayuda por mi Instagram para elegir el papel pintado que quería colocar en una de las paredes de la casa. Pues ya lo tengo y hoy quiero contaros todos los detalles para que tú también puedas elegir e poner papel pintado sin problemas.

En casa no es la primera vez que colocamos papel pintado. Si bien es cierto que hace ya bastante desde la última vez y tienes que desempolvar en la memoria todos los detalles para poner papel pintado y hacerlo con éxito. Una cosa si te puedo decir, me ha costado más elegirlo que colocarlo.

Elegir papel pintado

Meteduras de pata hemos cometido todos pero siempre hay algunas más fáciles de arreglar que otras. De hecho, una la ultima vez que pusimos papel pintado, lo combinamos con el resto de paños de las paredes en pintura. En este caso un desacierto total con el color de ésta. Tanto que sólo duró una semana la pared en ese tono.

poner-papel-pintado

Lo que quiero decir es que hay que tener mucho cuidado a la hora de elegir es papel pintado ya que una mala elección nos va a suponer bastante más que cambiar una funda de cojín o tener que pintar una pared.

Para escoger el papel puedes optar por varios caminos. Acercarte a una tienda cerca de tu casa o buscarlo online. Yo me decante por hacerlo en Internet ya que tengo plena confianza en la venta online. Uno de los secretos es buscar una tienda con una buena oferta de diseños, precios…y con un buen envío. Para ello tengo que decir que Papeles de los 70 ha satisfecho plenamente mis expectativas.

No es una tarea fácil, decantarte por un modelo entre cientos puede ser para volverse loca. Para ayudarte a escogerlo hazte dos de preguntas:

  • En qué estancia de la casa lo voy a poner
  • Cual va a ser el color protagonista

La estancia de la casa va a influir en el sentido de limitar el estilo de papel. Seguro que no escoges un papel con tazas de té para poner en la habitación de los niños. O quizás decantar por algo de línea más floral o tropical.

Definido un poco esto vamos al color. Habitualmente digo que no uses más de tres colores/tonos para la decoración de una estancia. Hoy no va a ser diferente. Esta claro que algunos papeles tienen bastante más de un color, ten en cuenta cuál es color principal del patrón y procura que entre dentro de tu gama cromática.

poner-papel-pintado poner-papel-pintado

Hay bastante factores que pueden limitar tu elección. En mi caso tenemos claro que en el salón, desde el cual se puede ver la pared donde va el papel, vamos a colocar una alfombra de estilo persa. Vamos, color a raudales. La razón principal de que la búsqueda ha sido hacia un papel de tonos neutros o por lo menos en uno o dos colores.

Este papel, que puedes encontrar aquí, lo hay también en verde, que era una de mis elecciones, ya que podría combinar bien con una alfombra de este estilo. Al final ganó al opción más neutra.

poner-papel-pintado

Poner papel pintado

Tengo que decir que es un trabajo sencillo. Quizás si un poco laborioso pero solo hay que tener en cuenta que si tu papel tiene algún patrón tienes que casarlo y para ello hay una parte de perdida de papel. El fabricante te indica los centímetros que tienes que cortar. Eso va a depender del dibujo.

A la hora de poner papel no tengas miedo a equivocarte. Mientras la cola esté blanda puedes reposiciones el papel.

Pechugas escabechadas

Esta semana toca receta, pechugas escabechadas. Es una preparación sin mucha complicación y con un resultado de sobresaliente. Me parece una receta ideal para comer tal cual o para añadir a una ensalada. Si quieres sorprender a unos invitados  o si estás aburrida de la típica pechuga de siempre.

Las pechugas escabechadas además se conservan muy bien en la nevera, el escabeche es un conservante y teniendo la precaución de que nuestro producto este completamente cubierto con el líquido es suficiente. Cuando me pongo suelo hacer bastante cantidad. Una parte la dejo en la nevera y la otra la congelo para comer más adelante. Normalmente, una vez terminadas las pechugas sobra escabeche. Lo suelo aprovechar para añadir a las ensaladas o poner en las lentejas.

Aprovecho esta semana en la que celebramos el 8 de marzo para compartir una receta que aunque si requiere tiempo de cocción tiene una elaboración muy sencilla y rápida. Poco más de picar y poner a cocinar.

Soy consciente de que la mayoría de las lectoras de este blog sois mujeres. Mujeres que con más o menos responsabilidades, cargas familiares, conciliación…pasan su vida a 200 km por hora, en una carretera de montaña y con muchos obstáculos para salvar.

Hace tiempo que decidí hablar exclusivamente en femenino a la hora de escribir las entradas del blog. Es posible que tú lectora mía como mujer te haya pasado desapercibido y para ti hombre que entras aquí y me lees  te haya dado al ojo. ¿Por qué razón cuando hablamos, si lo hacemos para un publico variado lo hacemos en masculino?

En estos día se habla mucho de ser feminista, de sus significados, connotaciones…Según la RAE es el principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre. Tristemente aún se sigue usando esta palabra de forma vulgar y con connotaciones negativas.

Como madre de dos hijos tengo por un lado que intentar que mi hija sea consciente del lugar en el que le toca vivir y por otro la responsabilidad de que mi hijo se desarrolle en la igualdad.

pechugas-escabechadas pechugas-escabechadas pechugas-escabechadas

PECHUGAS ESCABECHADAS

Ingredientes:

2 pechugas

Sal

Pimienta

3 hojas de laurel

Romero

Oregano

1 vaso de aceite de oliva virgen

1/2 de vinagre de Modena

1/2 de vinagre de sidra

2 puerros

1 cebolla

4 zanahorias

1 cabeza de ajos

1 chorro de vino blanco

Preparación:

Sal pimentamos las pechugas y rehogamos. Procura usar una cazuela estrecha y alta para así poder cubrir mejor las pechugas con el liquido. Picamos la verdura en bastones y machacamos los ajos, que vamos a usar con piel y todo.

Saltemos también la verdura, este paso es opcional pero quedará mejor si lo haces.

Coloca todo en la cazuela, añade las especias y cubre con el aceite y el vinagre. Normalmente la proporción ideal del escabeche es 3 partes de aceite por una de vinagre. En casa nos gusta todo bien avinagrado por lo que he puesto algo más de vinagre de lo que os marco en la receta.

Es importante que todo el conjunto quede bien cubierto. Tapa y cocina a fuego bajo durante 25 minutos. Depende del tamaño de tus pechugas. Pero por favor no las sobrecocines que luego quedan muy secas.

pechugas-escabechadas